Miles de niños tienen problemas por esta medicación ¡Informen YA a los posibles afectados!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Me quedé embarazada y seguí tomando Depakine, mi medicación para la epilepsia. Nadie me avisó de que eso podría provocarle a mi bebé desde malformaciones físicas hasta problemas de corazón o del páncreas, pasando por autismo, como es el caso de mi hijo. Tiene 17 años y trastorno del espectro autista. Y sí, se podría haber evitado.

Pero para eso ya no hay vuelta atrás. Tomé esa medicación en mi embarazo porque desconocía sus efectos (científicamente demostrados y reconocidos): problemas neurológicos, niños que nacieron sin un brazo, casos de espina bífida, labios leporinos, malformaciones en el cráneo, problemas de páncreas, de corazón, de huesos...

Seguí con el Depakine porque no sabía todo esto, y por más que me duela, ya no puedo evitarlo. Lo que SÍ está en mi mano ahora (y en la tuya, si quieres ayudarme con tu firma) es acabar con la aberrante desinformación que hay en España sobre esto. Como yo, cientos de mujeres tomaron Depakine durante su embarazo y NADIE les ha hablado nunca de los efectos adversos que produjo esta medicación en miles de bebés. 

Firma y comparte. ¡¡QUE TODO EL MUNDO SEPA ESTO!!

Todas las madres y padres con probabilidad de haber sufrido consecuencias tienen derecho a esta información, para prevenir posibles afecciones futuras, para detectarlas a tiempo si eso fuera posible, para tener el conocimiento en caso de querer demandar a la farmacéutica (como ya están haciendo en otros países) y para tener cuantos más datos mejor para aportar a la investigación que ya está en marcha en un hospital público y que podría ayudar a otras familias.

Todavía a día de hoy se siguen descubriendo nuevos problemas comunes que se desconocían y que hace falta seguir investigando. Además se están empezando a estudiar incluso casos de segunda generación (es decir, los nietos de las mujeres que tomaron Depakine embarazadas); de descubrirse que puede producir consecuencias también en nietos, las personas deberían tener esta información para decidir, conociendo todos los riesgos, si tener hijos o no.

Pídele al Ministerio de Sanidad que informe a todas las mujeres que tomaron Depakine durante su embarazo de los efectos adversos que se ha demostrado que esta medicación pudo tener sobre sus bebés. 

Ni es una sospecha ni es una histeria injustificada. Está reconocido por la propia farmacéutica y tanto la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) como la AEP (Asociación Española de Pediatría), entre otros, lanzaron hace años varias alertas sanitarias avisando de que las mujeres embarazadas NO deben tomar este medicamento.

De hecho, tras aquellas alertas, los neurólogos empezaron a prohibirlo durante el embarazo e incluyeron una alarma en el prospecto. Existe incluso un estudio dependiente del Ministerio de Sanidad en el Hospital público Arrixaca de Murcia en el que proporcionan diagnósticos sobre las afectaciones de cada caso particular. 

Os cuento todo esto para que veais que los efectos del Depakine están cientiíficamente reconocidos y continúan investigándolos. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad sigue sin informar a las posibles afectadas.

Yo me enteré de forma casual, cuando mi hijo tenía ya 14 años, porque una doctora hiló varios datos en consulta, me lo comentó y empecé a investigar. De ahí supe del estudio que estaban haciendo en Murcia, donde me confirmaron el diagnóstico: efectivamente, tomar Depakine en mi embarazo provocó el autismo de mi hijo.

Al enterarme así, sentí mucha rabia y me propuse frenar esta desinformación. He montado una asociación para localizar a los posibles afectados, y ya conozco a 135 personas, pero, por los cálculos que he hecho (y porque en otros países como Francia ya son miles las personas asociadas), estoy segurísima de que somos muchos más. Y que la mayoría ni siquiera saben nada. No es justo, exigimos más transparencia. Por eso eso he iniciado esta petición.

Por favor, nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, sean transparentes y cumplan con su deber: informen de las posibles consecuencias a todas las mujeres que tomaron Depakine durante su embarazo.

Seguir ocultando información y hacer como que aquí no ha pasado nada es totalmente contrario a nuestro derecho a saber. Y muy irresponsable. Estamos hablando de salud. 

Ponte en mi lugar por un momento. Imagínate que tu hijo nace con un problema de salud y cuando tiene 14 años te enteras de que la causa es una medicina que tomaste durante el embarazo. Imagínate los sentimientos de culpabilidad que arrastras detrás. Pero se acabó. La culpa no fue nuestra y es momento de INFORMAR. Firma y difunde para que la información llegue a todo el mundo y para pedir al ministro que ponga en marcha YA un plan de comunicación a posibles familias afectadas.

change.org/SOSdepakine