Maternidad sin discriminación laboral

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.500!


Somos un grupo de mujeres que durante el último proceso selectivo de oposiciones para el
cuerpo de secundaria de la Comunidad de Madrid hemos superado la fase de concurso y
oposición, y ahora nos encontramos en situación de funcionarias en prácticas para el actual
curso 2018-2019.
Al tramitar la documentación requerida nos encontramos con información contradictoria y
dudosamente legal al exponer nuestra situación actual: nos encontramos embarazadas y
durante el presente curso (curso en prácticas) daremos a luz.
Desde las diferentes Direcciones de Áreas Territoriales se nos comunica que para poder hacer el
período en prácticas que exige la Comunidad de Madrid (6 meses mínimo) debemos renunciar
a parte de nuestro permiso de maternidad o bien posponer el período de prácticas un curso con
el perjuicio que eso supone a nivel laboral (antigüedad, reconocimientos de trienios, quedarte
en el último puesto de tu promoción de seleccionados y merma económica).
Consideramos que las mujeres embarazadas sufrimos una discriminación que es contraria a la
Constitución que en su artículo 14 establece el derecho a la igualdad y a la no discriminación por
razón de sexo. Y también contraviene la Ley de Igualdad 3/2007 en su artículo 8: “que no puede
haber discriminación por razón de sexo o todo trato desfavorable a las mujeres relacionadas con
su embarazo o maternidad".
Nos encontramos ante una situación claramente discriminatoria y perjudicial en la que tenemos
que elegir entre maternidad o trabajo, no siendo compatible una verdadera conciliación de la
vida personal, familiar y laboral como sí es posible en otras Comunidades Autónomas de nuestro
entorno ante estas mismas circunstancias. En concreto, en Castilla y León, las mujeres en fase
de prácticas que se encuentran en esta situación deben completar un período de al menos tres
meses de acuerdo con la Resolución de 9 de septiembre de 2016 de la Dirección General de
Recursos Humanos por la que se regula la fase de prácticas. Esta misma condición de duración
mínima para mujeres embarazadas o en situación de maternidad durante el curso en prácticas
es igual (3 meses mínimo de servicio activo) en Castilla La Mancha o País Vasco.
Solicitamos la aplicación de la Ley de Igualdad a las funcionarias en prácticas que se encuentran
disfrutando el permiso de maternidad o con problemas durante el embarazo y que sea posible
flexibilizar la regulación de la fase de prácticas. Solicitamos que así se vea reflejado en la próxima
Resolución de la Dirección General de Recursos Humanos por la que se regulará la fase de
prácticas para este curso en la Comunidad de Madrid.
Rogamos que NO se discrimine a la mujer por su embarazo o maternidad y que se haga efectiva
la Ley de Igualdad, así como que se responda al objetivo de impulsar la igualdad entre mujeres
y hombres de forma real y efectiva como así aparece reflejado en la actual “Estrategia Madrileña
para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2018-2021”.