Liberen a Patricia Hermosa y a las presas políticas

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Patricia Hermosa, mujer de 35 años, embarazada, fue Jefa de Gabinete del ex presidente Evo Morales. Se la acusa formalmente por terrorismo, sedición y financiamiento al terrorismo. Las pruebas que tienen en su contra son las llamadas telefónicas de quien fue su jefe durante 10 años y la relación laboral que habría terminado con la renuncia del ex mandatario. Fue detenida el 31 de enero 2020 por policías de inteligencia, que la retuvieron más de una hora encerrada en una camioneta, sin orden de aprehensión, para luego ser trasladada a celdas policiales con el supuesto motivo de ampliar su declaración informativa.

Han pasado casi seis meses y hasta ahora no la convocan a declarar, la tienen privada de libertad, sin haberse cumplido el debido proceso y está siendo violentada de manera sistemática.

A pesar de haber presentado un sangrado durante diez días y luego de que perdiera su bebe, hasta el día de hoy no le han brindado atención médica  La aterrorizan en su celda, la amenazan y no le permiten visitas. Está siendo víctima del odio y violencia mas desalmada, mientras mas de 10 feminicidas están sueltos durante la cuarentena por el COVID19.

Es fundamental la intervención de la sociedad y la comunidad internacional para que  atiendan estos casos de violencia contra las mujeres, que intervengan para que de manera inmediata se emitan informes de su estado de salud, estado psicológico y estado legal y se conceda como medida de emergencia la libertad a Patricia Hermosa y se revise el caso de las otras presas políticas que están sufriendo el mismo calvario.

Pedimos que les den detención domiciliaria hasta que se cumplan los procesos tiempos procesales y se puedan defender. 

Las presas políticas, son víctimas que utilizan algunas sociedades para que las mujeres tengamos miedo  involucrarnos en la política. Sin embargo, sin la participación de las mujeres no hay democracia.

Los derechos humanos no deben ser sólo un sueño, deben ser una realidad.

!Libertad para las presas políticas!