Abusos sexuales a menores de 13 años: su voz no tiene consideración judicial.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


En España, en enero 2019, es fácil abusar de cualquier menor de 13 años sin riesgo a salir penado, cuidando no dejar marcas físicas evidentes. Y ello porque es muy difícil que un niño (cuanto más pequeño mayor dificultad), verbalice o incluso entienda que está siendo víctima de abusos sexuales, máxime cuando la mayor parte de este tipo de actos en niños se comenten en entornos y por personas de su confianza, tales como la propia familia, guarderías, colegios o personas cercanas, como indica el Consejo Europeo en su estudio “un de cinq”.

Esto sumado a que la declaración de un niño no es válida judicialmente hasta los 13 años, deja a los más pequeños en una situación de grave vulnerabilidad ante abusos cometidos por adultos u otros menores de edad. Un niño puede pedir ayuda insistentemente... y no logremos conseguir medidas protectoras. Su palabra es puesta en duda sistemáticamente.

¿Por qué si un niño dice dice que le duele la garganta se le cree y la pediatra le considera, pero si verbaliza hechos o juegos constitutivos de abusos se le pone en duda?

Firma para que se considere judicialmente la declaración de los mas pequeños.