No hay tiempo, hagamos un acuerdo por el país.

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


No hay tiempo, hagamos un acuerdo por el país.

Carta abierta al Sr. Mauricio Macri, Presidente de la Nación, y a la Sra. Cristina Fernández De Kirchner, ex Presidenta; extensiva a toda la dirigencia política, social, gremial y sindical de Argentina. A funcionarios, legisladores, jueces y fiscales; a medios de comunicación y periodistas, a instituciones religiosas; a trabajadores, empresarios, profesionales, pensadores y artistas. En definitiva, a todos nosotros.

 

No puede haber desarrollo sin el trabajo en conjunto de todos los actores sociales.

Los gravísimos problemas que tenemos como país abarcan múltiples frentes y necesitan soluciones urgentes: pobreza, indigencia, fragmentación social, educación, salud, vivienda, trabajo, inflación, infraestructura, productividad, seguridad, futuro. Una cosa lleva a la otra y viceversa.

No hay tiempo que perder y no hay tiempo que alcance. Es humanamente imposible para una sola fuerza política modificar la estructura social que nos está consumiendo. La democracia depende de la interacción de posturas “opuestas”, distintas, cada una con un lugar específico asignado por la sociedad para aportar lo que tenga que aportar, para que surja de esa interacción un país mejor. 

Todos tenemos limitaciones como individuos o grupo y la única forma de superarlas y avanzar es convivir con otros tan limitados como nosotros mismos: cohabitar, vivir en compañía, coexistir, cooperar, trabajar en conjunto, interactuar, construir. Reconocernos limitados y estar dispuestos a flexibilizar el propio punto de vista para poder combinar ideas: ceder en lo accesorio para potenciar lo fundamental.

Combinar diferencias es multiplicar resultados, multiplicar alcance, multiplicar desarrollo. Multiplicar posibilidades. A mayor diferencia, mayor riqueza en la combinación.

Las diferencias son fundamentales, pero diferencia no es sinónimo de división. Una sociedad dividida es una sociedad en decadencia camino a la autodestrucción. No hay tiempo para contiendas electorales, disputas, polarización social; trabajar para ganar una elección es perder el tiempo y no hay tiempo que alcance. Hay demasiadas cosas para hacer. Demasiados problemas que resolver. Demasiadas urgencias que atender. Demasiadas posibilidades perdidas.

Un oficialismo que no incluye a la oposición y una oposición que no construye con el oficialismo son dos caras de la misma cuestión. Cuál es el problema real con que al otro diferente le vaya bien? Si le va bien a uno, el otro puede trabajar para proponer algo superador y así sucesivamente gobierno tras gobierno, elección tras elección. Una espiral virtuosa entre oficialismos y oposiciones de construcción sostenida y alimentada por la mayor cantidad de diferencias posible. Cimentada en el esfuerzo de toda la sociedad para generar y mantener en el tiempo ese entramado de alternancia entre distintos.

De esa manera podríamos empezar a pensar cuál es nuestro objetivo como país y tendríamos una dirección, un rumbo general y permanente que incluya a todas las voces y no dependa de ninguna.

Una política de estado.

Los necesitamos a todos, ahora.

- Cantidad de habitantes del país según censo 2010: 40.117.096

- Cambiemos ganó el ballotage 2015 con 12.988.349 votos.

- El FPV consiguió 12.309.575 votos.

No existe mayoría alguna que otorgue legitimidad absoluta y no existe persona que pueda hablar en nombre de todos.

Cuántos votos podrá reunir un pedido de unidad por el bien común? Un mandato social hacia la dirigencia toda. Un mandato de construcción sostenida. Una política de estado. Un pacto social. Demos un mensaje y hagamos historia.

Sumá tu firma y dale respaldo.

 

Texto completo acá: https://www.facebook.com/acuerdoporelpais/


 



Hoy: Un cuenta con tu ayuda

Un Pacto necesita tu ayuda con esta petición «Mauricio Macri y Cristina Kirchner: No hay tiempo, hagamos un acuerdo por el país.». Unite a Un y 40 personas que firmaron hoy.