No es verdad. No en nuestro nombre. Así no nos representan.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Queridos presidentes del Gobierno de España y de la Generalitat de Cataluya queremos hacerles participes de nuestro malestar, insatisfacción, rabia, angustia y desazón ante tanta prepotencia, insensibilidad y falta de sentido común.

Soy un ciudadano que siente la necesidad de expresarse y solicito el apoyo de la ciudadanía consciente, responsable y democrática para restituir el diálogo, la corresponsabilidad institucional y la negociación entre quienes son representantes de ambos gobiernos.

Como miles de ciudadanos y ciudanas, me siento unido a la realidad de las personas que viven en Cataluña, yo mismo he vivido de niño en Hospitalet de Llobregat y nací en Madrid, quieran o no la independencia en este momento, vinculado emocionalmente con amigos y amigas con quienes comparto afectividades, un reconocimiento mutuo, proyectos de investigación a nivel interuniversitario, iniciativas socioeducativas, etc.

En este orden de cosas, solicitamos y exigimos la paralización de cualquier iniciativa o acción que pueda llevar consigo el enfrentamiento, la violencia, la fractura y el colapso institucional, económico, social, cultural, etc., en Cataluña y en todo el territorio plurinacional y autonómico de España.

Entre ellas se encuentran la “Declaración de Independencia”, la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, o cualesquiera medida que no lleve a un entendimiento que nos permita seguir disfrutando de nuestra diversidad lingüística, cultural, social, ambiental, etc.

Cualquiera de estas dos medidas no han sido exploradas en nuestra historia contemporánea, sabemos que ambas tienen consecuencias negativas desde un punto de vista humano, económico, cultural, ambiental, y desde cualquier otra perspectiva. Difícilmente la historia podrá reescribir el dolor, el sufrimiento y el daño que van a ocasionar en nuestra sociedad, en las personas que convivimos y formamos parte de esta realidad.

Sabemos que no es verdad que la Generalitat, ni la mayoría de los catalanes, ni si quiera una minoría muy numerosa quiera dejar de pertenecer al sistema político y social que representa el orden constitucional e institucional de España. Porque de haberlo querido así, lo habrían hecho aprovechando el vacío político que ambos comicios electorales habían dejado recientemente en el Gobierno de España. Se ha esperado a tener una interlocución, para seguir pidiendo, denunciando, exigiendo, etc. un cambio en el modelo territorial heredado por la transición y la historia, probablemente una revisión de la decisión tomada para llevar el Estatut al Tribunal Constitucional y lograr su anulación.

Ni el boicot a los productos catalanes, que supondrá el bloqueo económico de miles de empresas según representantes empresariales de todo el estado, políticos y sindicales, y el despido de millones de trabajadores y trabajadoras, ni ninguna de las medidas que anuncian podrá restituir el respeto, el diálogo y la corresponsabilidad. Todo lo contrario, van a generar dolor, destrucción, enfrentamiento, y quien sabe si una guerra civil que ya ha escrito las páginas más dolorosas de nuestra historia contemporánea.

Tengo la certeza de que este enfrentamiento no se produciría entre dos representantes políticas que hoy lo son de los dos Ayuntamientos más importantes en España, las señoras Manuela Carmena Castrillo (Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid) y Ada Colau Ballano (Alcaldesa del Ayuntamiento de Barcelona), que atesoran mayor experiencia que ustedes y sus gobiernos en cociliar los intereses, las necesidades, la diversidad y lograr entendimientos entre personas. Esto ha sido posible en ciudades que se caracterizan por ser crisol de culturas, tener fuertes desequilibrios, vivir situaciones de conflicto muy difíciles de abordar, por ello confío y confiamos en que sus experiencias, conocimientos, sentido común, saber estar y ser fuentes de dar a luz vida, todo ello les facilita tener una visión estratégica para acopañar este proceso de diálogo y negociación. Pueden ser mediadoras en un conflicto que hoy está paralizando la vida y la atención a las necesidades importantes que nos tocan enfrentar todos los días a la ciudadanía.

Para lo que les pedimos den un paso al frente, junto con otros mediadores/as internacionales que permitan un horizonte de esperanza.

A través de esta campaña exigimos por este orden lo siguiente:

  1. Paralización de cualquier iniciativa o acción política del Gobierno de España y de la Generalitat que pueda suponer más violencia, dolor y bloqueo.
  2. La dimisión de aquellos/as representantes políticos que puedan estar demostrando su incapacidad y desinterés para llegar a un proceso de diálogo y negociación. Poniendo en marcha los cauces que sean necesarios a nivel social, político y legislativo. Llegando si fuese necesario a la convocatoria de Elecciones Nacionales y Autonómicas.
  3. El reconocimiento de la interlocución, un diálogo institucional verdadero que permita ponerse en un punto de partida que garantice la comprensión, el entendimiento, la negociación y la participación social.
  4. Acciones para vertebrar un proceso de participación social de todas las personas que se sienten parte de la realidad catalana y española, para construir el modelo territorial más equilibrado y justo para todos y todas.
  5. De no cumplirse con los puntos 1 y 2, se pedirá la investigación de todo el proceso político por parte del Tribunal de Derechos Humanos, Naciones Unidas, la Union Europea y organismos independientes que permitan dilucidar responsabilidades políticas en las decisiones tomadas en los últimos meses, para precisar cuáles son los costes humanos y económicos, las repercusiones sobre la vida de las personas, que permita el enjuiciamiento penal y civil de quienes están protagonizando directamente esta situación insostenible.

Los/as firmantes nos comprometemos a seguir trabajando desde la Paz, la No Violencia y la Participación Social para que todo lo expresado pueda llevarse a buen término, realizando cuantas acciones sean necesarias desde la coordinación y el compromiso.



Hoy: Jorge cuenta con tu ayuda

Jorge Ruiz Morales necesita tu ayuda con esta petición «Mariano Rajoy: No es verdad. No en nuestro nombre. Así no nos representan.». Únete a Jorge y 29 personas que ya han firmado.