Petition Closed
Petitioning Los eurodiputados

Levantará la adopción del Reglamento sobre los datos personales.


Europa no debe prohibir la conservación de datos personales, sino por el contrario garantizar su protección y acceso de manera controlada. Ciudadanos, asegúrense de que hayan suficientes recursos técnicos, financieros y humanos, incluyendo la presencia de profesionales cualificados para gestionar correctamente los datos.

Letter to
Los eurodiputados
Para impedir que grandes operadores privados de Internet (Google, Facebook, etc.) puedan conservar y utilizar datos personales, la Comisión europea y el Parlamento europeo se preparan a aprobar, en la primavera 2013, una solución radical : un reglamento que obligará a todos los organismos públicos y privados a destruir o anonimizar estos datos cuando el proceso que ha permitido recuperarlos llegue a su fin después de un corto plazo. La Comisión quiere garantizar así a los Europeos un derecho al olvido que protegerá aparentemente su vida privada.
Este reglamento se referirá a los datos personales en cualquiera forma, papel o digital. Se aplicará de manera inmediata y se impondrá a las legislaciones nacionales vigentes.
¿ Usted terminó sus estudios ? La escuela o la universidad eliminará sus datos inmediatamente, no importa si usted los llega a necesitar años mas tarde. ¿ Usted vendió una casa ? Los servicios del catastro destruirán las huellas de su propriedad. ¿ Usted dejó su empresa ? Esta suprimirá los datos que le conciernen inmediatamente, ¿cómo reclamará sus derechos más tarde?. Cada persona tendrá que preocuparse de sus propios datos, ¡ no cuente ya con el servicio público o con su empleador !
Es evidente que la utilización de datos personales a espaldas de los ciudadanos y con fines comerciales, que ha sido facilitada por las técnicas informáticas, tiene que ser combatida por todos los medios. Sin embargo, la destrucción sistemática de esos datos o su anonimización para impedir derivas equivale a tirar al niño con el agua sucia del baño. En vez de sostener la conservación de nuestro patrimonio y su acceso en condiciones que respetan a los derechos individuales, Europa, por nuestro bien aparentemente, nos impondrá una amnesia colectiva.
El gobierno francés se dispone a reaccionar sobre este asunto que, por el momento, no ha llamado la atención del público en general.
Recoger y conservar datos individuales con fines patrimoniales (históricos) o jurídicos más allá de las necesidades que rigen a su creación significa garantizar a los ciudadanos el acceso a la información mientras y proteger los elementos esenciales de su vida privada : eso es el deber de las democracias, que disponen desde hace tiempo de legislaciones estrictas al respecto.
Europa no debe prohibir la conservación de datos. Al contrario, Europa debe garantizar su protección y su difusión de manera controlada. Tiene que asegurar a los ciudadanos que se usaran los recursos técnicos, financieros y humanos necesarios, incluso la presencia de profesionales calificados, para la gestión adecuada de esos datos.
Para evitar una decisión irreparable, le pedimos a la Comisión europea que se suspenda la aprobación de este reglamento y profundizar el debate y llamamos a todos los sectores afectados, en Francia y en los otros países europeos, a hacer la misma petición.