Químico mexicano, creador de La Píldora, Ing Luis Miramontes a Medalla Belisario Domínguez

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


¡Es momento de darle al Ing. Luis Miramontes el reconocimiento que merece y que esto permita visibilizar las valiosas aportaciones que tienen los científicos mexicanos en el mundo!

El Ingeniero Luis Ernesto Miramontes Cárdenas (mexicano con mayor número de patentes e invenciones registradas con trascendencia internacional) es candidato para recibir post mortem la Medalla de Honor Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República como máximo reconocimiento a los mexicanos distinguidos.

Miramontes nació el 16 de marzo de 1925 en la ciudad de Tepic, Nayarit en donde cursó la primaria y estudios secundarios, en 1943 se traslada a la Ciudad de México a la Escuela Nacional Preparatoria en el ex Colegio de San Ildefonso, posteriormente ingresa a la escuela de Química de la UNAM en Tacuba, en donde estudia la carrera de Ingeniería Química, allí mismo realiza su post grado para doctorado.

En 1949 tras suscribirse un convenio entre los laboratorios Syntex, S. A. y la UNAM, un pequeño grupo de investigadores del recién creado Instituto de Química entran a laborar bajo la dirección del Químico Carl Djerassi, entre ellos el investigador Luis Ernesto Miramontes Cárdenas.

El 15 de octubre de 1951 a la edad de 26 años completó la síntesis de la Noretindrona o Noretisterona, compuesto base de la píldora anticonceptiva. Se patentó en México y la patente norteamericana se concedió el 1º de mayo de 1956, aparecen como inventores Djerassi, Miramontes y Rosenkranz. La píldora anticonceptiva todavía no existía en sus mentes, creían que habían descubierto un antiabortivo activo por vía oral.

“De inmediato mandamos la Noretisterona a un laboratorio para pruebas biológicas en Wisconsin y nos congratulamos cuando la Dra. Elva G. Shipley nos notificó que era mucho más activo como hormona progestacional oral que cualquier otro esteroide conocido en ese tiempo”. (De las memorias del Ing. Miramontes).

Syntex, como no tenía laboratorios biológicos ni agencias de distribución internacional en ese tiempo, Autorizó a Parke Davis & Co. de Detroit, para obtener el registro de la Food and Drug Agency (FDA) y comerciar el producto en los EE UU. Y no fue sino hasta después de 1957, cuando tanto el Norethinodrel como la Noretisterona salieron al mercado, como medicamentos exclusivamente ginecológicos y no como antiovulatorios.

Searle dio un apoyo importante a los ensayos clínicos sobre la importancia del Norethinodrel como antiovulatorio, los trabajos se realizaron en Puerto Rico bajo la dirección de Pincus y de John Rock. Por esos tiempos, en la Ciudad de México y en Los Ángeles, Syntex patrocinaba ensayos anticonceptivos con la Noretisterona. Pero temiendo una reacción violenta religiosa, Parke Davis renunció a la licencia que le había otorgado Syntex y la licencia se pasó a la División Ortho de Johnson & Johnson.

Después en 1961, se le concedió como inventor, la patente sobre la 6α-metil-7α hidroxi progesterona, que con el tiempo se utilizó en antiovulatorio inyectable de depósito en forma de ésteres.

La píldora se lanza al mercado el 20 de agosto de 1961.

La píldora anticonceptiva se concibió con la esperanza de aportar una solución a la explosión demográfica en el mundo. No ha sido así, el mundo se ha convertido en una bomba de tiempo que estallará por la explosión demográfica. Los expertos buscan como desactivarla para que el nuestro no sea un planeta hambriento e ingobernable. Queda poca espera para salvar nuestra civilización. A no ser que los países en desarrollo abran los ojos ante los peligros que acechan a la Tierra, es decir que planifiquen el urgente retroceso demográfico y una política más razonable de utilización de las materias primas en sus países.

La patente entró al Salón de la Fama de los grandes inventos en la oficina de Patentes de los Estados Unidos en 1978. Comparte con 40 grandes inventores los más importantes de la historia mundial.

Ante las preocupaciones sobre el medio ambiente, en 1972 comienza sus investigaciones en los laboratorios de la Universidad Iberoamericana en los que ideó, planeó, diseñó y concretó el diseño del convertidor catalítico. Su uso se generalizó en todo el mundo, ya que en la actualidad no hay auto que salga de una armadora de cualquier país que no lo incluya en su proceso de combustión. En la Universidad Iberoamericana fue profesor numerario y Director del Departamento de Ingeniería Química y Química. Las pruebas las realizó en su propio auto, y en algunos taxis. Las mediciones se llevaron a cabo en el Instituto Mexicano del Petróleo, llamando su atención, por lo que fue contratado por el propio Instituto. Allí desarrolló la gasolina sin plomo (Premium) y el Instituto vendió los procesos de refinación a todos los países que refinan gasolina. En el IMP se le reconoció por haber sido el mexicano con mayor número de patentes e invenciones registradas con trascendencia internacional.

Luis Ernesto Miramontes Cárdenas es el inventor mexicano más prolífico de todos los tiempos. No existe otro científico con tantos inventos patentados con la trascendencia nacional e internacional como es su caso. Sus patentes, ampliamente reconocidas y premiadas, incluyen trabajos en la química orgánica de esteroides y procesos anticontaminantes (catalizadores) para motores de combustión interna, principalmente.

La lista de inventos alcanza 64 patentes, aunque el número podría ser mayor debido a que los registros de patentes mexicanas no son fácilmente accesibles en el periodo 1950-1970, que fue su época de mayor creatividad.

Fue un hombre íntegro, congruente con sus valores, principios y convicciones. Un hombre sencillo, honesto, trabajador, inteligente, sensible, discreto, cariñoso, responsable, generoso, desinteresado, estudioso, curioso, generoso, comprometido con su familia, trabajo y la sociedad. Por lo que recibió múltiples reconocimientos: 

  • En 1972, la píldora anticonceptiva fue elegida por el Departamento de Patentes de los Estados Unidos de América, como uno de los 40 inventos más importantes registrados entre 1794 y 1972. El nombre de Luis Miramontes apareció al lado de Pasteur, Edison, Bell, los hermanos Wright y otros de igual talla, quedando incluido en el "USA Inventors Hall of Fame".
  • En 1985 recibió la Presea Estado de México, en el área de ciencias y artes, en la modalidad de Tecnología y Diseño “Ezequiel Ordóñez”, así como un reconocimiento público del gobierno del estado de Nayarit y un reconocimiento académico del Instituto Tecnológico de Tepic por su ejercicio profesional.
  • Recibió el Premio Nacional de Química Andrés Manuel del Río en 1986.
  • En 1989 ingresó como pugwashita, es decir, miembro de la Conferencias Pugwash, organización que promueve la paz y el desarrollo mundial. Las Conferencias Pugwash ganaron el Premio Nobel de la Paz en 1995.
  • En 1992 el Hospital General de Zona No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Tepic, Nayarit, fue nombrado "Hospital Luis Ernesto Miramontes Cárdenas".
  • En 1994 la Secretaría de Salud lo reconoció por su aporte científico, al impulsar el Programa Nacional de Planificación Familiar en México.
  • Recibió por parte del gobierno del estado de Nayarit la Presea Amado Nervo en 1998.
  • En 2000, la píldora anticonceptiva fue denominada 3 veces como una de las invenciones más importantes de los últimos 2000 años, por un grupo de personalidades destacadas, que incluía varios científicos galardonados con el premio Nobel.
  • En 2001, a 50 años de la síntesis de la 19-noretisterona, la UNAM y la Secretaría de Salud de México organizaron sendos homenajes.
  • En 2003, la noretisterona fue considerada como una de las 17 moléculas más importantes en la historia de la humanidad.
  • En 2004, la invención de Luis E. Miramontes fue elegida como la vigésima más importante de todos los tiempos. La elección fue organizada por SCENTA, una iniciativa de The Engineering and Technology Board del Reino Unido.
  • En 2005, la Academia Mexicana de Ciencias denominó la invención de Miramontes Cárdenas como la contribución mexicana a la ciencia mundial más importante del Siglo XX.
  • En 2006, la noretisterona fue enlistada por la revista brasileña "Galileu" como una de las 10 sustancias químicas más importantes y revolucionarias en toda la historia del hombre.
  • En 2009, la BBC de Londres lo nombró uno de los cinco investigadores latinoamericanos más importantes de todos los tiempos.
  • En 2009, la Facultad de Química de la UNAM lo reconoció como su egresado más sobresaliente de todos los tiempos.
  • En 2009, la Facultad de Química de la UNAM lo reconoció al bautizar con su nombre el premio 2009 QUIMIUNAM.
  • En 2010, la revista TCE Today, publicada por el IChemE (Institution of Chemical Engineers), lo consideró "uno de los ingenieros químicos que cambiaron al mundo".​
  • En 2010, la iniciativa Innovadores de América lo nombró uno de los Iconos y Leyendas de América.
  • En 2011 fue elegido por la IChemE como uno de los más influyentes ingenieros químicos de toda la historia, distinción compartida con otros grandes inventores químicos como Fritz Haber y Carl Bosch, ambos merecedores de un Premio Nobel.
  • En 2011, el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos instauró a manera de homenaje el premio "Ing. Luis Ernesto Miramontes Cárdenas" dirigido a premiar a los mexicanos destacados en la innovación, la investigación y el desarrollo tecnológico en Ingeniería Química.
  • Luis E. Miramontes es, junto a Andrés Manuel del Río (descubridor del vanadio) y Mario Molina, uno de los tres químicos mexicanos de mayor trascendencia universal.
  • En 2014 en la Ciudad de Medellín, Colombia se le otorgó el reconocimiento post mortem Innovadores de América: íconos y leyendas.

Durante su vida no únicamente fue investigador científico, fue docente de múltiples generaciones en la Facultad de Química de la UNAM y Universidad Iberoamericana, A. C.

Fue miembro del Club de Leones de Tlalnepantla, desde allí convocó en varias ocasiones a reforestar los alrededores de la cabecera municipal, consiguió la construcción de la escuela “Club de Leones en la población del Tenayo; consiguió la donación de un terreno cuando la Cruz Roja de Tlalnepantla era un puesto de socorro, con aportaciones de los miembros de Club y por medio de kilómetros de plata y otras donaciones de industriales de la zona consiguió la ampliación hasta convertirla en un hospital, allí mismo fundó la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja.

Fallece en la ciudad de México el 13 de septiembre de  2004.