Licencia laboral extendida para acompañar a nuestros hijos con discapacidad

Licencia laboral extendida para acompañar a nuestros hijos con discapacidad

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 75.000!
Con 75.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org.
Alejandro Nielsen lanzó esta petición dirigida a ANSES y

¡Hola! Mi nombre es Alejandro y soy papá de Milo de 2 años, que nació con discapacidad, asfixia e hipotonía total. Su estado de salud al nacer fue muy crítico, y requirió estar internado casi 5 meses en la unidad de terapia intensiva (UTIP). El pronóstico de Milo era muy difícil, mi mujer y yo estábamos en shock. Esos 5 meses luchó cada día para sobrevivir, sobreponerse a apneas severas y luego para salir adelante. 

En este contexto no nos alcanzó ni los 2 días de licencia por paternidad ni los 3 meses por maternidad. ¿Se imaginan volver al trabajo diario en una oficina sabiendo que tu hijo pelea por su vida cada instante en la UTIP? ¿Se imaginan además dejarlo solito en el sanatorio que está a 500km para volver a trabajar y poder así sostener la obra social? Les puedo asegurar que es DESGARRADOR. Y no quiero ni imaginarme cómo lo viven quienes no tienen el privilegio de tener obra social.

Necesitamos tu firma para pedirle al Congreso de la Nación, a la ANSES y al Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, que todos los padres y madres de niños/as con discapacidad o patología compleja que requiera cuidados intensivos tengan una licencia extendida a 6 meses.

Sólo las madres de quienes tienen un hijo con Síndrome de Down, tienen una licencia extendida a 6 meses. Parece ser que al Estado no le importa cualquier otra situación grave ya sea provocada por un sufrimiento fetal, una patología o un síndrome. Y mucho menos quienes no tienen un diagnóstico claro, aunque su estado sea crítico, como fue el caso de nuestro hijo. 

Milo tenía un síndrome genético en estudio y mi mujer no pudo volver a trabajar al tercer mes como cualquier madre porque estaba devastada y en un enorme estado de angustia y depresión, pero eligió quedarse al lado de nuestro hijo para darle fuerza y acompañarlo. En mi caso, contaba los días y las horas para ir a verlo y que él pudiera sentir la presencia de su papá. Fue muy desolador vivir así la llegada de mi hijo. Los niños necesitan a sus mamás y a sus papás siempre, pero más aún en situaciones de vulnerabilidad. Y nosotros necesitamos estar cerca de ellos para ayudarlos a salir adelante. 

Realmente esperamos que el Estado nos escuche y responda a esta enorme necesidad de tantos padres y madres de niños con discapacidad. 

Te agradecería mucho tu firma. 

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 75.000!
Con 75.000 firmas, esta petición se convierte en una de las más firmadas en Change.org.