No convaliden la Ord. 004/19 del HCD Mar Chiquita, y emitan D.I.A. negativa

0 have signed. Let’s get to 35,000!


Carta abierta a las Autoridades
Provinciales, Municipales y Nacionales


Sra.Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires
Lic. Maria Eugenia Vidal
Subsecretaría de Asuntos Municipales
Lic. Alexander Campbell
Dirección Provincial de Región Interior
Director Provincial: Owen Fernández Farquharson
Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires
Sres. Senador por la Quinta Sección Electoral
Honorable Legislatura de la Provincia de Buenos Aires
Sres. Diputados por la Quinta Sección Electoral
Unidad de Coordinación del Programa MAB
Lic. Graciela Pien

De nuestra mayor consideración:

Somos un grupo de ciudadanos del Partido de Mar Chiquita y otros puntos de nuestra Provincia de Buenos Aires en defensa de lo que es patrimonio de todos los argentinos, como es la Reserva de Biósfera “Parque Atlántico Mar Chiquito”, única albufera del territorio nacional y hábitat de más de 200 especies de aves entre migratorias y residentes, mamíferos, peces, reptiles y crustáceos que habitan diversos ambientes naturales preservados por varias normas de conservación del Medio Ambiente.-

Como es de vuestro conocimiento, uno de los temas que más inquieta a la comunidad de Mar Chiquita (Provincia de Buenos Aires) es la exigencia de avance del proyecto del ex “Barrio Náutico Lagos del Mar”, hoy renombrado “Eco Barrio Lagos del Mar”. Nos preguntamos cuál fue la causa del cambio de denominación, y planteamos –desde un principio- que la misma es oportunista y busca a todas luces parecer amigable con el Medio Ambiente cuando nunca lo fue, según atestiguan los informes de la Universidad Nacional de Mar del Plata sobre el predio.-

Consideramos que la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo ofrecidas por los desarrolladores del proyecto no necesariamente vienen de la mano de emprendimientos inmobiliarios excluyentes como lo son todos los barrios cerrados, y decididamente no lo hacen desde emprendimientos que se inician, promueven y venden al margen de las leyes: La Provincial Ley 11.723 exige una Declaración de Impacto Ambiental por parte de autoridad competente (en el caso de un nuevo barrio, la dependencia de Medio Ambiente municipal), emanada tras la presentación del proyecto acompañado por un Estudio de Impacto Ambiental y previo a la iniciación de las obras proyectadas.-

Mal puede hablar de ser “amigable con el entorno” o hablar de sustentabilidad un proyecto inmobiliario cuya capacidad duplica al menos a la población estable del Balneario Parque Mar Chiquita, localidad que lejos está de encontrarse en emergencia habitacional, crecimiento demográfico que –además- generaría una sobredemanda de bienes y servicios cuyo costo deberá ser soportado mayormente por el Estado Municipal y Provincial, como la provisión de servicios públicos, educación, salud, seguridad, recolección de residuos, etc.-

Se habla de sustentabilidad y respeto por el Medio Ambiente desde la más pura ignorancia de la actual situación de la Costa del Partido de Mar Chiquita, en emergencia costera desde el año 1998 y que no ha logrado revertirse. Multiplicar la antropización (ocupación humana) de playas y médanos no colaborará, precisamente, a salir de dicha situación de emergencia sino que la agravará al crecer el tránsito de personas y vehículos sobre las playas y el cordón de médanos costeros.-

Los desarrolladores aducen la carencia servicios de infraestructura del Balneario Parque Mar Chiquita, fundado hace 79 años, como otro falaz argumento para la habilitación de su emprendimiento, siendo mayoritariamente las construcciones preexistentes a la institución de la Reserva. Como si la carencia de agua potable o red cloacal fueran a resolverla ellos, o la falta de gas natural los habilitara a construir su emprendimiento.- Y la mayor de las falacias: Vender el espacio como un Barrio Náutico y convertirlo en un “Eco Barrio”. Nos preguntamos si los compradores se sintieron vulnerados en sus derechos al pretender comprar una cosa que se convierte en otra, o acataron mansamente este cambio que les irrogará no sólo cambiar su proyecto de construcción, sino su forma de habitarlo.- Los eco barrios –en principio- se encuentran en un entorno urbano y, a diferencia de un barrio tradicional, son más eficientes siendo energéticamente autosuficientes, generando su propia energía. Además integran la agricultura ecológica, la economía circular, el comercio justo, etc.- Sutil diferencia con un Barrio Náutico con sus marinas, amarras, guarderías de embarcaciones, etc.- Sutil diferencia entre los interesados en uno u otro.-

La construcción de la primer Escuela Sustentable en Mar Chiquita dio pie a la toma de conciencia por parte de vecinos y visitantes de la urgente necesidad de minimizar el impacto ambiental de nuestra presencia en este entorno. Consideramos la Reserva brinda múltiples oportunidades de desarrollo y empleo basado en el aprovechamiento de la Naturaleza como recurso turístico, sin invadir ni dañar las áreas naturales protegidas. Prueba de ello son los Parques Nacionales que reciben anualmente miles de turistas que demandan servicios y mano de obra mejor pagos que los ofrecidos por un barrio cerrado.-

Informa la empresa desarrolladora que “el 90% las obras de infraestructura ya se han realizado”, pero ello fue por la impericia y negligencia de sus desarrolladores, que debieron comenzar cumpliendo las formas legales, obteniendo una Declaración de Impacto Ambiental que ahora exigen, corriendo entonces por su exclusiva cuenta el riesgo empresario de iniciar las obras, como así también el de reparar el comprobado daño ambiental causado en el espacio.-

Los abajo firmantes pedimos a todos Ustedes que nos den la posibilidad de seguir viviendo en un ambiente seguro, en armonía con la Naturaleza, en una comunidad a escala humana, que aprende diariamente sobre su entorno y busca minimizar su impacto en él, sin multiplicar brutalmente la población estable y con ello la demanda de recursos y servicios inexistentes, o la estacional, generando con ello capacidad ociosa y mano de obra desocupada.- Ambos extremos atentan contra la sustentabilidad declamada, y convierten a emprendimientos de esta naturaleza en insostenibles en el tiempo.-

Consideramos que la experiencia del “Mar Menor” en Murcia, y L’Albufera en Valencia (España) entre otros casos de ocupación de espacios naturales similares no deben descartarse a la hora de poder “ver hacia el futuro” el efecto que causa sobre las áreas protegidas el desmedido desarrollo inmobiliario.-

Los inversores exigieron pública y agresivamente a las autoridades del Municipio la sanción de la Ordenanza 004/19, legislando sobre una cuestión cautelada, y con ella van a la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial de la Provincia de Buenos Aires y al OPDS reclamando la convalidación de dicha Ordenanza y la Declaración de Impacto Ambiental, que debieron haber solicitado previo al inicio de obra alguna.-

Nos preguntamos cómo puede convalidarse en toda la estructura del Estado un Proyecto que faltó a la Ley, buscando crear derecho sobre hechos consumados, sin hallar un freno en su carrera.-

Señores Funcionarios, para que quede claro: Los desarrolladores de Lagos del Mar exigen de Ustedes, como premio a su absoluta falta de respeto a las normas, que les brinden la convalidación de la Ordenanza de Zonificación y la Declaración de Impacto Ambiental que debieron haber solicitado antes de iniciar obra alguna.-

Consideramos que habilitar el avance de este Proyecto sobre la base de una grave falta original sería también una grave falta, y sentaría un precedente nefasto que habilitará la presentación de nuevos proyectos sobre el espejo lagunar allí donde las diferentes capas de Reserva tengan un resquicio legal a tal fin, y es por ello que respetuosamente solicitamos a Ustedes la denegación de la Declaración de Impacto Ambiental, y con ello la definitiva clausura de éste y cualquier otro proyecto inmobiliario de estas características en las áreas de Reserva o de transición de las mismas.-

#SomosReserva no es sólo un slogan. Es una realidad.
Y queremos seguir siéndolo.

Agradeciendo vuestra atención les saludamos atentamente.

Vecinos del Balneario Parque Mar Chiquita y ciudadanos de la República Argentina en defensa de la Reserva Natural de Biósfera MaB-UNESCO “Parque Atlántico Mar Chiquito”, la Reserva Nacional para la Defensa “Campo Mar Chiquita” y el Refugio de Vida Silvestre “Mar Chiquita”