Posicionamiento de académicos UAM ante la huelga 2019. 2-abr-2019

Posicionamiento de académicos UAM ante la huelga 2019. 2-abr-2019

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!
Al lograr 100 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.
Rosana Guevara Ramos lanzó esta petición dirigida para LIC. ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR y

Posicionamiento de Académicos en el marco de la huelga en la UAM, 2019

A 61 días de la huelga estallada por la base trabajadora del SITUAM, parte importante del sector académico no hemos podido manifestarnos al respecto y hemos sido observadores de la intransigencia por parte de las autoridades pese al apoyo que ha quedado más que manifiesto por la base trabajadora del SITUAM a este movimiento y que nos involucra como parte central del conflicto laboral ante la negativa de incrementar el salario a académicos por encima del 3.35%. Por ello resulta fundamental dar a conocer a la comunidad académica y a la opinión pública nuestra postura expresada en los siguientes puntos:

1.       Para que una universidad pública como es la UAM cumpla con las funciones sustantivas que la sociedad le ha encomendado en materia de formación profesional de calidad, investigación innovadora y difusión de la cultura; es fundamental contar con salarios remuneradores y condiciones de trabajo adecuadas. Todos ganamos –los estudiantes, los administrativos y la sociedad en general- si estas condiciones se cumplen

2.       Durante décadas de gobiernos neoliberales priístas y panistas, la desigualdad laboral e inequidad salarial se fue acrecentando en nuestra institución llegando al grado de formar una élite de medios y altos mandos (Rectores, Directores de División, Jefes de Departamento y Abogados que se auto asignaban sus salarios y compensaciones con una regular manipulación de los órganos de decisión académicos). Asimismo observábamos en el día a día una administración totalmente discrecional del presupuesto universitario y una toma de decisiones arbitraria en cuanto a la asignación de cargas de trabajo, condiciones laborales, promociones o ascensos laborales, condiciones de jubilación y distribución de plazas académicas, entre muchas otras.

3.        Pese a que ha habido diversos intentos tanto de los propios académicos como de las instancias sindicales para contrarrestar esos desequilibrios mencionados, la respuesta por años de la UAM ha sido o mínima o francamente omisa al respecto. Un ejemplo lo constituye el salario de los académicos que ha quedado desfasado de lo que hoy día perciben los profesores e investigadores de la UACM, CINVESTAV y El Colegio de México, sólo por citar algunas instituciones de educación superior, de posgrado y centros de investigación. Actualmente nuestros salarios en la UAM como personal académico definitivo van de $9,366.32 mensuales hasta $27,676.15; cabe mencionar que para ser definitivo regularmente se debe contar con estudios de posgrado a nivel de maestrías o doctorados y una experiencia profesional en docencia e investigación destacada. Para el caso de los académicos de tiempo parciales el salario mensual promedio es de $5, 890.00 mensuales, con criterios académicos de ingreso semejantes a los profesores de tiempo completo.

4.       Continuando con el ejemplo de los salarios, quienes administran la UAM nos han “confinado” a mejorar nuestro salario a través de las mal llamadas “becas”; a las cuales no todos los académicos tenemos acceso; pues con excepción de la beca de docencia sólo 20% aproximadamente  puede acceder a éstas dado que aunque contemos con los méritos y requisitos para lograrlas, el presupuesto es limitado al respecto y tienden a ejercerse criterios discrecionales y de grupo. Bajo este sistema se nos ha individualizado como trabajadores de la educación y lejos de formar comunidades académicas colaborativas  se nos ha puesto a competir a unos contra otros por las “becas” en detrimento de calidad educativa y de la investigación. Es de destacarse que como comunidad los académicos tenemos 56 años de edad promedio, y nos es imposible ya seguir bajo la dinámica perversa de las becas; éstas deben ser consideradas parte de nuestro salario. 

5.       Hoy el argumento de las autoridades es que no nos pueden dar a los académicos ningún incremento salarial más allá de un ajuste con base a la inflación del 3.35%. Sin embargo, en el pasado inmediato se dio en 2016 un 1% de incremento por encima de la tasa inflacionaria y en 2017 un 1.5% por encima del mismo referente inflacionario. Cabe destacar que ambos incrementos se otorgaron a través del Secretario General de la UAM, Norberto Manjarrez Álvarez y que a diferencia, el vigente Secretario José Antonio de los Reyes Heredia insiste en no otorgar un incremento superior al de la inflación en una postura que se observa muy personal y que ha derivado en un conflicto laboral prolongado y en el cese de actividades universitarias fundamentales por más de dos meses.

Dado lo anterior solicitamos sean considerados los siguientes aspectos para resolver en los mejores términos el conflicto laboral actual

6.       Observando la política de austeridad republicana que se ha propuesto desde el gobierno federal, como profesores no estamos solicitando un incremento del presupuesto universitario asignado a nuestra institución sino que este presupuesto se REDISTRIBUYA y REASIGNE en forma equitativa para erradicar la abismal desigualdad  salarial y laboral que se ha ido incrementando en la UAM durante las tres últimas décadas y que sólo nos ha polarizado como comunidad de trabajadores universitarios.

7.       El incremento salarial por encima de la inflación debe y puede otorgarse en lo inmediato tanto a académicos como a administrativos. Por lo anterior, pedimos que las autoridades hagan un esfuerzo serio por incrementar el salario también de nosotros los académicos como  hicieron en 2016 y 2017; no se debe seguir postergando la reparación de la pérdida salarial que en décadas hemos padecido como académicos sometidos a altas exigencias laborales, docentes y de investigación. Sólo esto podrá remontar la caída de los salarios de base (concepto 01) que se ha profundizado para el sector académico  particularmente y que ha impactado todos los rubros de nuestra seguridad social. No puede sostenerse la política institucional en la UAM de rectores, directores y abogados universitarios ricos con trabajadores precarios.

8.       En cuanto a la negociación del levantamiento de la huelga, que en su momento se discutirá, solicitamos que se considere el pago del 100% de los salarios caídos pues los trabajadores tanto académicos como administrativos deberemos reponer el tiempo perdido con nuestro trabajo. Para los académicos esto implicará cubrir una carga docente de tres trimestres en siete meses (restando las vacaciones de agosto y de fin de año). Será el mismo trabajo de los tres trimestres pero mucho más intenso. No hay que olvidar que esta huelga es responsabilidad de la institución y que el presupuesto asignado a nuestros salarios ya lo otorgó la Federación.

Quienes suscribimos la presente llamamos a considerar los puntos aquí expuestos para resolver en los mejores términos el conflicto laboral en la UAM que de prolongarse innecesariamente afectará de forma irreparable a nuestra  comunidad universitaria.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!
Al lograr 100 firmas, es más probable que la petición pueda ser tendencia en nuestra plataforma.