Petition Closed
Ousmane Lam, vecino de Córdoba, fue detenido el pasado martes 15 y enviado al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Las Palomas, en Tarifa y puesto así fuera de todo derecho. Actualmente ha sido trasladado al CIE de Aluche y nos han confirmado que puede ser deportado en cualquier momento. Tiene una orden de expulsión expedida por la Audiencia de Castellón en Febrero de 2008. Pero en este momento dispone de todos los requisitos para poder regularizar su situación (arraigo, propuesta de contrato de trabajo, etc). A pesar de ello, no ha podido presentar la solicitud de arraigo. Su internamiento le impide personarse para presentar la solicitud. Hemos logrado hacerle llegar la solicitud de arraigo para que pueda firmarla, pero no se nos permite presentarla en su nombre y carece de representante legal para hacerlo. El tiempo para conseguir el arraigo apremia. Sólo una cancelación, o en su defecto un levantamiento, de su orden de expulsión le permitiría iniciar el proceso legal para solicitarlo. Y, de momento, los dos recursos presentados con este propósito tanto a la Subdelegación de gobierno de Castellón como a la Audiencia Provincial de Córdoba han sido rechazados. Al firmar esta petición estás enviando una carta al subdelegado de gobierno en la provincia de Castellón y a la Delegada del Gobierno en Madrid para que intercedan para que Ousmane pueda hacer valer sus derechos. ¡Ninguna persona es ilegal! ¡Cierre de los CIE's Ya!
Letter to
jesus.sanchez@mpr.es
informacion.dgmadrid@mpr.es
Delegación del Gobierno
Estimados señores:

Desde aquí apelo a su intervención en la liberación de Ousmane Lam, vecino de Córdoba detenido el pasado martes 15 y actualmente retenido para su expulsión en el CIE de Aluche en Madrid.

En caso de que no esté al tanto de su situación, quiero informarle de que Ousmane Lam fue detenido por la policía en Córdoba el Martes 15 de Noviembre a las 11h. Fue pasado a las 17h de ese mismo día a disposición judicial y el juez de guardia, Juzgado de Instrucción nº 2 de Córdoba, dispuso su aislamiento en Las Palomas sin que se le diera la ocasión ni de informar ni despedirse ni de familiares ni amigos ni preparar su partida antes de su expulsión.

Como bien puede suponer, Ousmane Lam no ha cometido ningún delito. Su elección de Córdoba como lugar de residencia y su permanencia en ella de forma irregular no está estipulado como delito en la Ley de Extranjería sino tan sólo como una falta administrativa, de la cual no se desprende en ningún caso la privación de libertad. Tampoco su detención del día 15 está ligada a ningún delito por su parte sino, como bien sabe, al color de su piel y a los cupos que empujan a la policía a emprender una más que denunciable “caza del inmigrante”.

Ousmane Lam tenía una orden de expulsión expedida por la Audiencia de Castellón en Febrero 2008, pero la ausencia de delito y de acuerdo con lo estipulado en la Ley Orgánica 4/2000, su reforma en la Ley Orgánica 8/2000 así como el Reglamento regulado en el Real Decreto 2393/2004, deberían haber bastado para que el Juez de Guardia optara por una multa en lugar de la expulsión.

Por otra parte, en este momento Ousmane Lam ha conseguido reunir los requisitos exigidos por la Ley de Extranjería para solicitar el arraigo y la residencia. Ambas razones bastarían para disponer su inmediata libertad. Sin embargo el Juez de guardia decidió desestimar la documentación aportada por su abogado de oficio (documentación acreditativa de arraigo, contrato de trabajo, demostración de estancia ininterrumpida en suelo español desde 2003, etc…y remitida a esa subdelegación por correo certificado y fax) y tampoco aceptó escuchar ninguno de los testimonios que se ofrecieron a comparecer a su favor. Por todo ello considero completamente irregular la actuación judicial y entiendo que perseguía deliberadamente la expulsión de Ousmane Lam sin otra consideración legal.

Tampoco le es posible a Ousmane hacer valer sus derechos. Para presentar su solicitud de arraigo, necesitaría que se anulara, o al menos se suspendiera temporalmente, su orden de expulsión, puesto que carece de representante legal y su internamiento le impide personarse para hacerlo. Su abogado presentó dos recursos con este propósito: uno solicitando la anulación o la suspensión de la orden de expulsión a la Subdelegación de Castellón y otro para solicitar la anulación o suspensión del auto de internamiento a la Audiencia Provincial de Córdoba. Ambos han sido lamentablemente rechazados.

Soy consciente de que Ousmane no es un caso aislado. Otras muchas personas son privadas de libertad y expulsadas a diario, amparándose en una Ley de Extranjería que permite tratar a las personas de una forma denigrante y carentes de todo derecho incluso al de la propia defensa y que ya ha sido denunciada en numerosas ocasiones por ir contra la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Por todas estas razones me dirijo a usted, para apelar a la potestad de la que dispone para dictaminar la inmediata liberación de Ousmane, con la retirada de la orden de expulsión que existe contra Ousmane Lam, permitiéndole regularizar su situación y defender sus derechos. Y le invito asimismo a hacer pública la denuncia del vacío legal que suponen nuestros Centros de Internamiento de Extranjeros, que atentan expresamente contra los derechos más fundamentales, así como aportar todo lo que esté en su mano para su cierre inmediato.

Esperando respuesta por su parte, reciba un cordial saludo,