Cerremos las fronteras ecuatorianas y paremos el libre ingreso de extranjeros al país.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 200!


En las últimas semanas la República del Ecuador, ha lamentado hechos de violencia por parte de grupos disidentes de la guerrilla de las FARC, quienes han causado malestar y preocupación entre la población. A estos sucesos debemos agregar, el asesinato de militares ecuatorianos que realizaban operativos de control en la zona de frontera con Colombia, además de la cobarde ejecución de dos periodistas y un conductor de Diario El Comercio de la ciudad de Quito, mientras realizaban una cobertura informativa en la zona.

A pesar que el gobierno ecuatoriano, a través del Presidente Constitucional, Lenín Moreno Garcés, ha anunciado que se reforzarán los controles en la zona de frontera e incluso, ha manifestado la entrega de una recompensa a quien capture a alias "Wacho", líder rebelde que se presume estaría tras el asesinato del equipo periodístico ecuatoriano, se hace necesario y prioritario establecer políticas más rigurosas alrededor del tema migratorio y control fronterizo.

La vida de 16 millones de ecuatorianos no puede depender únicamente de la decisión de un reducido gabinete de ministros en la capital de la república y ante esta necesidad, se presenta esta propuesta que contribuirá a controlar y enfrentar nuevos sucesos lamentables en el país, además de regular eficientemente la migración extranjera hacia Ecuador.

La propuesta en mención, incluye los siguientes puntos:

 

SOBRE EL CONTROL MIGRATORIO:

  • Impedir de forma inmediata el libre tránsito y cruce por las fronteras norte y sur del país, reforzando además los controles en los puntos de control en la región oriental del Ecuador.
  • Exigir para el ingreso al Ecuador, el antecedente penal de forma obligatoria, tanto a turistas, residentes, refugiados y personas que realicen actividades comerciales, educativas, religiosas o sociales en el país.
  • Analizar todos los permisos de trabajo y residencia entregados en la república del Ecuador, entre los años 2005 y 2018. Auditar cada uno de los nombres que han sido favorecidos en la entrega de estos permisos, considerando además sus actividades, ingresos y actividades desarrolladas en el país durante su permanencia. 
  • En el caso de personas extranjeras casadas con ecuatorianos, se considerará entregar la nacionalidad ecuatoriana por derecho, a quienes lleven casados tres años consecutivos con la misma persona. En caso de existir extranjeros divorciados, separados o en estado de disolución del vínculo conyugal, deberá realizarse el análisis correspondiente de su caso en base de los parámetros indicados en el punto anterior, lo que determinará su continuidad o salida del país.

 

SOBRE EL INGRESO Y PERMANENCIA DE CIUDADANOS EXTRANJEROS:

  • En el caso de turistas extranjeros, establecer un control permanente que permita detectar su ubicación durante el tiempo de permanencia en el país. En caso de omitirse este control por parte de los funcionarios encargados de control, serán destituidos con impedimento de trabajar en la función pública por el lapso de quince años, pena privativa de libertad de entre seis meses a seis años y el pago de una multa correspondiente a 100 salarios mínimos.
  • Expulsar del país a aquellos extranjeros que en el plazo de los últimos seis meses, no estén realizando un actividad comercial o económica formal en el Ecuador. Su expulsión deberá realizarse garantizando sus derechos de movilidad y sin que se vulnere su integridad.
  • Revocar desde la presente fecha todos las permisos de trabajo y residencia, además de los convenios de la Visa Mercosur, acogida por Ecuador desde el año 1991. Desde la presente fecha, se deberán establecer en el país las figuras de "Visa por derecho conyugal", "Visa por vínculo de sangre", "Visa temporal de trabajo", "Visa temporal de estudio", "Visa temporal de turismo" y "Visa temporal de comercio y actividades económicas.
  • En el caso de fundaciones, organizaciones humanitarias, empresas, instituciones, corporaciones, organizaciones religiosas, iglesias, asociaciones, comités de voluntariado y otros, se limitará la participación de ciudadanos extranjeros a máximo dos años. Todas las instituciones tendrán el derecho de tramitar la permanencia en Ecuador, de máximo tres personas por año. Durante su permanencia, no podrán ejercer otras actividades ajenas a las autorizadas por la autoridad migratoria, ni participar de actividades económicas, políticas, sociales o proselitistas de carácter público, al igual de sus familiares en primer o segundo grado sanguíneo. En caso de encontrarse a personas extranjeras desarrollando actividades que no estén debidamente autorizadas, se revocarán todos los permisos de migración concedidos por la autoridad, impidiendo a los infractores el volver entrar al Ecuador por el lapso de tres años. De igual manera, se sancionará con una multa de doscientos salarios mínimos, a las organizaciones e instituciones responsables de su ingreso, una pena privativa de libertad de seis meses al representante legal de la organización e impidiéndole además a la entidad, presentar cualquier solicitud y trámite de permiso migratorio durante los próximos cinco años.
  • Para el normal desarrollo de sus actividades laborales en Ecuador, todos los extranjeros deberán recibir su compensaciones, respetando la tabla de remuneraciones establecida por los organismos de control en Ecuador, contar con la correspondiente afiliación al sistema de Seguro Social y gozar de los demás beneficios que acogen a los trabajadores del país. En caso de encontrarse a trabajadores extranjeros que no reciban el valor correspondiente al salario mínimo, ni estén afiliados a la seguridad social del país, se sancionará a su empleador con una pena privativa de libertad de seis meses a dos años, y el pago de una multa de de doscientos salarios mínimos. De igual manera, se le impedirá contratar a nuevos ciudadanos extranjeros durante cinco años.

 

GARANTÍAS PARA REFUGIADOS, DESPLAZADOS Y MIGRANTES PROTEGIDOS:

  • Se concederá el estatus de "refugiados" a las personas que por persecución de grupos armados, sicarios, narcotraficantes o traficantes de personas, soliciten protección del gobierno ecuatoriano. El estado garantizará su permanencia en el país para el desarrollo de actividades económicas y de trabajo, por el plazo máximo de dos años, mientras tramita la reinserción a su país bajo protección de la vida del solicitante del refugio. La condición de refugiados, podrá extender el acogimiento del cónyuge e hijos del solicitante. No beneficiará a parientes, familiares o amigos del mismo. En caso de refugiados menores de edad, el gobierno ecuatoriano garantizará su desarrollo y formación académica durante el tiempo de refugio de su representante legal. Durante su permanencia en el país, las autoridades deberán mantener control de las actividades y tránsito de los refugiados, detectando oportunamente actividades sospechosas que alteren contra la estabilidad y comercio justo en el país.
  • Se concederá el estatus de "desplazados" a aquellas personas que por conmoción social, política, económica, alimentaria o de salud, se vean obligados a salir de su país. El estado garantizará su permanencia en el país para el desarrollo de actividades económicas y de trabajo, por el plazo máximo de dos años, mientras se regulariza la situación de su país. En caso de no ser así, se extenderá por un año más su permanencia en el Ecuador. La condición de desplazados, solo podrá acoger de los beneficios al cónyuge e hijos del solicitante. Se prohibirá cualquier solicitud que beneficie a parientes, familiares o amigos del mismo. En caso de desplazados menores de edad, el gobierno deberá garantizar el desarrollo y formación académica de los hijos de los desplazados. Durante su permanencia en el país, las autoridades deberán mantener control de las actividades y tránsito de los desplazados, detectando oportunamente actividades sospechosas que alteren contra la estabilidad y comercio justo en el país.
  • Se concederá el estatus de "migrantes protegidos" a las personas que presenten algún tipo de discapacidad física, mental, psicológica o de comunicación, y hayan salido de su país de origen por cualquiera de los motivos anteriormente señalados. Estos podrán permanecer en el país por el lapso de cuatro años y el gobierno ecuatoriano garantizará su estabilidad y desarrollo personal y económico. Durante su permanencia en el país, las autoridades deberán mantener control de las actividades y tránsito de los migrantes protegidos, detectando oportunamente actividades sospechosas que alteren contra la estabilidad y comercio justo en el país.
  • El gobierno ecuatoriano, podrá retirar estas garantías de forma permanente y sin revocatoria de su decisión ante las cortes internacionales, en los siguientes casos:
  1. Participación directa o indirecta en actos delictivos, terrorismo, corrupción, secuestro, asesinato, femicidio, magnicidio, tráfico de personas, tráfico de drogas, lavado de dinero, trata de blancas, pornografía infantil, acoso, intimidación, y abusos sexuales.
  2. Alteración y falsificación de documentos para ingresar al Ecuador.
  3. Abuso de su condición para provocar conmoción y alteración del orden público por medios electrónicos, escritos o de forma pública. 
  4. Participación directa o indirecta en actividades políticas y proselitistas por medios electrónicos, escritos o de forma pública.

 

ANEXOS: 

  • Revocar todos los convenios de libre tránsito de ciudadanos firmados durante el régimen actual y regímenes pasados, exigiendo además el trámite de visas para ingreso y salida del Ecuador, adicional de la presentación del pasaporte y documento de identidad personal.
  • Expulsar de las embajadas, consulados y oficinas de representación gubernamental de la República del Ecuador en el resto del mundo, a ciudadanos, activistas, artistas y políticos vinculados con delitos contra la humanidad, el robo y manipulación de información pública o privada de terceros, personas con casos pendientes de resolución judicial en cualquier tribunal internacional, delincuentes, asesinos, narcotraficantes, prófugos o todos quienes sean requeridos por la justicia internacional.
  • Retirar al Ecuador de la Corte y Comisión Internacional de los Derechos Humanos para tener la plena potestad de juzgar, sancionar y ejecutar bajo los mecanismos civiles y penales de la república, a todos los ciudadanos extranjeros que sean detenidos por casos de acoso, violación, asesinato, femicidio, magnicidio, terrorismo, narcotráfico, lavado de activos y tráfico de personas. 
  • Llamar a juicio político y audiencia pública, a todos los ciudadanos, políticos, funcionarios y magistrados que, estén o se hayan encontrado involucrados con actos de acoso, violación, asesinato, femicidio, magnicidio, terrorismo, narcotráfico, lavado de activos y tráfico de personas. Además, serán llamados a audiencia todos los que directa o indirectamente, se encontraran involucrados con el tráfico ilegal de personas extranjeras, tráfico de influencias en el sector público o privado, y hayan patrocinado acciones delictivas de organizaciones internacionales durante los últimos veinte años.

 

Cabe indicar que esta propuesta no posee en su constitución, ningún espíritu o carácter de persecución, odio o xenofobia hacia nuestros hermanos del mundo. Valoramos y destacamos los aportes que desde años anteriores, estos nos han dado en la cultura, la ciencia, la investigación, las artes y otras actividades que han sumado al crecimiento del país. Pero se hace necesario por las actuales circunstancias y aquellas que, se han presentado en épocas pasadas, fortalecer los controles que permitan ajustar el cuidado de nuestro país, garantizando en primer lugar la estabilidad y desarrollo armónico de cada uno de los ciudadanos ecuatorianos.

 



Hoy: Marco Antonio cuenta con tu ayuda

Marco Antonio Chile necesita tu ayuda con esta petición «Lenin Moreno Garcés: Cerremos las fronteras ecuatorianas y paremos el libre ingreso de extranjeros al país.». Súmate a Marco Antonio y 111 persona que han firmado hoy.