Defendamos los derechos de las personas afectadas de tuberculosis

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


¡Por el derecho a la salud de las personas! ¡Por una política de salud pública democrática participativa y transparente!

La clausura del hospital neumológico “Alfredo J. Valenzuela “ de Guayaquil, llevada a cabo el 8 de diciembre de 2017, por decisión del Ministerio de Salud Pública (MSP), ha puesto en evidencia la inexistente política de salud pública en cuanto al manejo de la tuberculosis en el Ecuador. Peor aún, ha demostrado falta de humanidad y de respeto a los derechos de los ciudadanos por parte de las autoridades.

 El MSP publicita en los medios de comunicación que la clausura es un caso originado por las malas condiciones de higiene y por actos de negligencia de funcionarios de nivel medio y operativo La verdad es que la decisión de clausura del Hospital Neumológico y desalojo de pacientes se mantiene inexplicable. Las razones expuestas por la Agencia de Aseguramiento de Calidad de los Servicios de Salud (AACS), únicamente obligaban a los funcionarios a tomar medidas correctivas, en ningún caso a un cierre intempestivo, ni a faltar a su a su deber de cuidar de la personas afectadas por tuberculosis.

Las 85 personas enfermas e internas en el mencionado hospital, fueron desalojadas de forma abrupta, mediante un operativo policial, sin que el personal de salud de guardia estuviera completo, sin acompañarlos de los expedientes clínicos y sin entrega de tratamientos específicos para sus dolencias.

La consecuencia más dolorosa de este cierre y desalojo de pacientes, sin planificación y sin plan de contingencia, hasta hoy, es la muerte de 15 personas que eran pacientes del Hospital Neumológico. Una de estas personas falleció hemoptisis masiva (sangrado de origen pulmonar), apenas horas después de ser sacado del Hospital. Las autoridades de salud no escucharon a sus propios técnicos, que advirtieron insistente mente sobre los riesgos de esta decisión.

Además de lo señalado, la clausura del Hospital Neumológico y el desalojo de pacientes han tenido graves consecuencias:

  • El hospital del Guasmo, asignado ahora para atender a personas con tuberculosis del Hospital Neumológico, no cuenta con los medios adecuados para el control de infecciones y tampoco tiene la capacidad para atender la demanda de personas con tuberculosis.
  •  35 personas hospitalizadas con tuberculosis sensible y drogo- resistentes, fueron trasladadas a centros que no cumplían con las normas básicas para el control de infecciones. Algunos pacientes fueron llevados al Hospital de Infectología donde se encuentran personas con VIH, lo cual es un acto de negligencia que no admite justificación.
  • Aproximadamente 1293 muestras para exámenes de diagnóstico de tuberculosis quedaron abandonados por la clausura de laboratorio del Hospital, se dañaron el quedar abandonados. Esto significa que 1293 personas se quedaron sin recibir su diagnóstico. El laboratorio del Hospital de Infectología no tiene la infraestructura ni los equipos para procesar las muestras como el Hospital Valenzuela. De forma increíble, las autoridades de salud no pensaron en este contingente.
  • El Hospital Valenzuela es un hospital de referencia nacional para tuberculosis. Al ser clausurado, las personas con tuberculosis deberán esperar el agendamiento regular del call center del MSP. Muchos quedarán sin atención o con demoras que pueden ser fatales. Esta es una enfermedad contagiosa que se transmite por vía aérea y puede ser mortal, lo que parece no ser preocupación del MSP. 

Estamos seguros que ninguna autoridad del MSP puede asumir la representación de las y los usuarios de las organizaciones que defendemos el derecho a la vida y a la salud. Menos todavía en estos momentos, en los que su rol de rectoría de la política de salud pública resulta profundamente cuestionada por las consecuencias inaceptables y inexcusables de sus decisiones. Nuestras vidas no son solo un número en las estadísticas del MSP, somos personas que sufrimos las consecuencias de las decisiones negligentes.

Ante lo expuesto solicitamos al Presidente Lenin Moreno:

  1. Que se investigue y sancione a las autoridades de salud a nivel nacional y zonal por las decisiones tomadas y por el encubrimiento posterior de las acciones.
  2. Que usted mantenga una reunión con representantes de las organizaciones que dirigimos esta petición, para analizar y plantear soluciones ante la situación de las personas afectadas por la decisión del MSP de clausura y desalojo de pacientes del Hospital Neumológico “Alfredo Valenzuela“.
  3. El Ecuador no puede seguir en el sector salud tal como está, es indispensable un proceso de construcción de la Política Nacional de Salud fundamentada en los principios y derechos reconocidos en la Constitución de Montecristi y en el Plan Nacional de Desarrollo 2017-2021. Solicitamos que usted convoque un proceso de Diálogo Nacional sobre la Salud Pública en el Ecuador, y sobre la tuberculosis como una enfermedad prioritaria, con participación de representantes de las organizaciones campesinas indígenas y barriales, organizaciones sindicales, universidades, gremios independientes de profesionales de Salud, organismos no gubernamentales, movimientos de mujeres y LGBTI.
  4. Este diálogo nacional por lo expuesto en esta carta, debe ser liderado por una comisión interinstitucional, organizaciones sociales y sistema de Naciones Unidas.


Señor Presidente, usted tiene la oportunidad de cambiar el rumbo de la salud pública del Ecuador. No es posible esperar más.

 



Hoy: Asociación de Ayuda Mutua Martha Gutiérrez cuenta con tu ayuda

Asociación de Ayuda Mutua Martha Gutiérrez necesita tu ayuda con esta petición «Lenín Moreno: Por la defensa de los derechos de los enfermos de tuberculosis». Únete a Asociación de Ayuda Mutua Martha Gutiérrez y 3.746 personas que ya han firmado.