No basta con sus disculpas, presidente Lenín

No basta con sus disculpas, presidente Lenín

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1500!
Con 1500 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales
Mujeres que ayudan a Mujeres ha iniciado esta petición dirigida a Lenin Moreno y

En últimas declaraciones, el presidente ecuatoriano Lenin Moreno afirmó que “los hombres estamos sometidos permanentemente al peligro de que nos acusen de acoso”, perdiendo de vista que las mujeres ecuatorianas estamos en constante peligro de ser acosadas, violadas y asesinadas. “A veces veo que las mujeres se ensañan con aquellas personas feas en el acoso”, dijo Moreno, olvidando que quienes se ensañan con las mujeres son los acosadores, violadores y feminicidas.

Una percepción personal, resultado del prejuicio, cede frente a las estadísticas alarmantes: mientras mucho menos del 1% de las denuncias de violencia machista son falsas, las verdaderas suelen quedar en la impunidad. La violencia de género contra las mujeres sobrepasa el 50% en todas las provincias del Ecuador. El 65% de mujeres han experimentado por lo menos un hecho de violencia a lo largo de su vida (INEC, 2019). En 2019, 106 mujeres fueron víctimas de feminicidio, el 60% eran madres. El feminicidio es el último eslabón de una cadena de abusos que comienzan, precisamente, con formas de violencia como el acoso en el espacio público y privado.

Estas declaraciones, señaladas internacionalmente como graves, indignan en un jefe de estado, cuyos imaginarios personales inciden en las decisiones públicas que se concretan en inversión de recursos y en voluntad política para cumplir el programa constitucional. Este discurso se contradice con la Constitución, la Ley orgánica integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres (LOIPEVCM) y la planificación gubernamental, desarrollada en el Plan toda una vida y Misión mujeres.

Lamentamos las declaraciones del presidente que trivializan la violencia machista y la reducen a un asunto de estética, sin comprenderla como un fenómeno estructural relacionado con la desigualdad entre hombres y mujeres y el sometimiento de nosotras a través del ejercicio intencional de poder que pretende mantenernos en condiciones de inferioridad.

En días recientes se comunicó la reducción del presupuesto para erradicación de violencia y políticas de prevención de embarazo adolescente; además del desmantelamiento de los Servicios de Protección Integral de la Secretaría de Derechos Humanos, dedicados a la atención de sobrevivientes de violencia, hecho regresivo que no se compadece con la obligación del estado ecuatoriano de garantizar una vida libre de violencias a las mujeres. Nos preocupa el silencio de instituciones como el Consejo Nacional de Igualdad de Género, llamado a la observancia y exigibilidad de derechos y de las autoridades encargadas de fiscalizar las acciones del Ejecutivo, ante este atropello.

Exigimos, más allá de las disculpas del presidente, personal y presupuesto suficientes para el cumplimiento de la LOIPEVCM, el fortalecimiento y especialización de los equipos que la ejecutan, el trabajo en nuevas masculinidades desde tempranas edades y la articulación con las funciones del estado responsables de garantizar prevención para no lamentar la violencia; atención y protección cuando esta no se ha podido evitar para disminuir su escalada y evitar los feminicidios; reparación integral, justicia, sanción y no repetición en honor a las víctimas y las sobrevivientes; desde una perspectiva interseccional que aborde las especificidades de las niñas y adolescentes, las mujeres indígenas y afrodescendientes, las disidentes sexuales, con diversidad funcional, empobrecidas, en situación de movilidad humana; doble y triplemente discriminadas.

No vamos a descansar hasta lograrlo.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1500!
Con 1500 firmas, es más probable que esta petición sea publicada en los medios de comunicación locales