Repudio al proyecto de ley del autodenominado "sindicato de trabajadores caninos".

Repudio al proyecto de ley del autodenominado "sindicato de trabajadores caninos".

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!
¡Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!
Unión de Paseadores de Perros de la Argentina lanzó esta petición dirigida a Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y

 

Unión de Paseadores de Perros de Argentina –entidad que representa a un importante número de paseadores de canes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otras demarcaciones–con fecha 30/4/2020 y bajo el número 909-D-2020, el proyecto de ley titulado “RÉGIMEN ESPECIAL PARA LOS TRABAJADORES CANINOS COMO SERVICIO ESENCIAL”, el cual, entre otras disposiciones, regula las condiciones en las que se prestará “un servicio mínimo de emergencia” en cuanto a “actividades laborales de los trabajadores caninos”, en el contexto del aislamiento social obligatorio que está transcurriendo actualmente la Ciudad con motivo de la pademia de COVID-19.

Como advertencia a priori, necesaria y de buena fe, deseamos destacar con el mayor de los énfasis que sí compartimos, apoyamos y acompañamos la intención de declarar nuestra actividad como esencial y, por ende, de exceptuarla del confinamiento obligatorio dispuesto por las autoridades nacionales, siempre con el estricto cuidado por las normas de higiene que la autoridad porteña estime corresponder por delegación legal. 

a) Que promueve una reducción, en magnitudes de decenas de miles, de la circulación de personas en la vía pública, colaborando así, a través de una actividad al aire libre con casi nulo contacto cercano con otros seres humanos, directamente con las medidas nacionales y locales tendientes a aplanar la curva de contagios de SARS-nCOV-2;
b) Que “los paseos no son solo una actividad recreativa sino que permiten mejorar la salud física y mental de nuestros perros” [...] “ellos tienen como principal sentido el olfato y éste tiene detrás una construcción neuronal y psicológica que son muy importantes para [para la salud de] las mascotas”.

Al respecto, manifestamos, en nombre de la Unión y de todos nuestros representados, el repudio y el rechazo a dicho proyecto de ley, por los motivos, que se desarrollarán a continuación.
El proyecto incurre en extralimitaciones que serían de práctica ilegal e inconstitucional que rechazamos y repudiamos, en el inciso d) de su artículo 4º, el cual textualmente dice (el destacado nos pertenece):
"Los paseadores de perros pueden circular normalmente con un permiso que efectua a tal fin el gobierno de la Ciudad por los medios digitales que dispone. Para tramitar dicho permiso, el paseador de perros deberá completar una declaración jurada y disponer de un aval de la asociación de trabajadores del rubro que certifique su rol de trabajador canino."

1) Que el tránsito y el paseo de perros en los espacios públicos de la CABA se encuentra regulado por la Ordenanza 41831 y reglamentado por el Decreto GCBA 1972/2001.
2) Que tanto el artículo 2º, que creaba el Registro de Paseadores de Perros, como el artículo 3º, que obligaba toda persona “que realice actividad de paseo” de perro a inscribirse en dicho registro, del Decreto 19712 fueron derogados por el Decreto GCBA 344/2018 ,que a la vez que abrogó el Decreto GCBA 624/2016, que establecía la autoridad de aplicación de aquel.
3) Que la Resolución 147/2001 de la Secretaría de Medio Ambiente y Espacio Público, que establecía que “las personas que realizan la actividad de paseo según el artículo 3° del Decreto N° 1.972/GCBA/01 deben inscribirse en el Registro de Paseadores de Perros” fue derogada por la Resolución 426/2005 de la Secretaría de Producción, Turismo y Desarrollo Sustentable.
4) Que la Resolución 426/2005 fue derogada por la Resolución APRA 382/2017, que aprobó “los lineamientos y condiciones relativos a la inscripción en el Registro de Paseadores de Perros, de conformidad con lo establecido en el Anexo [...] IF-2017-21067886-APRA”.
5) Que, asimismo, la Resolución APRA 382/2017 fue derogada por el artículo 11º de la Resolución APRA 452/2018, entre otros motivos, porque el dictado “del Decreto N° 344/AJG/18 permitió avanzar con la eliminación y unificación de registros [entre los que] se encuentran los de [...] Paseadores de Perros”.
6) Que nuestra actividad es una actividad autónoma que se desarrolla en el marco del cumplimiento de la normativa general para la tenencia de perros en los espacios públicos de la Ciudad y de lo dispuesto por el citado Decreto GCBA 1972/2001, las que los paseadores respetan estrictamente.
7) Que según ese decreto la actividad de los paseadores de perros se encuentra regulada en última instancia por la Secretaría de Medio Ambiente y Espacio Público, la cual no ha establecido normativa alguna que establezca la existencia de ninguna ““asociación de trabajadores del rubro que certifique” ni que de “aval” sobre nuestra idoneidad y el desarrollo de nuestra función.
8) Que el “aval”•de una actividad, si así se estableciera taxativamente, debe provenir del instrumento jurídico dispuesto por la Constitución para tales fines, es decir, una ley sancionada por el Poder Legislativo de la Ciudad y/o la reglamentación del organismo del Poder Ejecutivo que de aquella se derivara.
9) Que el citado inciso d) pretende otorgar potestades de derecho público a una indefinida “asociación” de carácter privado, constituyéndose en una manda ilegal y de imposible cumplimiento.
10) Que, en consecuencia, la exigencia del inciso d) del artículo 4º del proyecto de marras deviene en absolutamente improcedente en cuanto a dicho “aval” se refiere.

Por todo lo expuesto, reiteramos nuestro repudio frente a la parte pertinente de este proyecto por los fundamentos expuestos y solicitamos que se nos convoque a participar en las discusiones parlamentarias de las comisiones correspondientes donde se trate el presente proyecto y/o cualquier otro que lo reemplace o complemente, en un marco de respeto por nuestro derecho a trabajar, a la institucionalidad, a la Constitución de la CABA y esa honorable Legislatura, a la ley y a la buena fe, evitando darle únicamente un espacio de opinión –como se ha hecho hasta hora– a una supuesta entidad sin personería jurídica que se adjudica ilegítimamente la representación de la totalidad de los paseadores de perros de la Ciudad.

Sin otro particular, saludamos a usted atentamente.

 

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!
¡Con 500 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!