¡¡DOLARIZAR A LA ARGENTINA YA!!

¡¡DOLARIZAR A LA ARGENTINA YA!!

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!
¡Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!
Nicolas Esposito lanzó esta petición dirigida a Legisladores nacionales, ciudadanos argentinos, plebiscito. y

Nuestro problema es la inflación porque no confiamos en el Peso argentino y es imposible imponer un producto que no se demanda. Además tanto para los bienes y servicios que importamos o producimos para consumo interno tienen valor dólar. Todo depende del combustible y las comodities que tienen valor dólar. Nosotros no ahorramos en pesos sino en dólares, e invertimos en bienes a precio dólar y jamás aceptaríamos pesos si vendemos un inmueble.

ACEPTEMOS QUE ESTAMOS DOLARIZADOS Y HAGÁMOSLO REAL! NO DEJEMOS QUE LOS POLÍTICOS USEN LA MONEDA PESO PARA LA TIMBA FINANCIERA QUE LOS FINANCIA CON LA INFLACIÓN QUE SIEMPRE IMPACTA EN LA CIUDADANÍA. 

FIRMEMOS ESTA PETICIÓN PARA OBTENER EL DERECHO DEMOCRÁTICO DEL PLEBISCITO, PARA QUE LOS QUE PAGAMOS IMPUESTOS DECIDAMOS EN QUÉ DIVISA QUEREMOS AHORRAR PARA NUESTRO FUTURO Y EL DE NUESTROS HIJOS.

HAGÁMONOS OIR!

Aquí el ejemplo ecuatoriano:

En enero de 2020, Ecuador cumplirá 20 años desde que se dolarizó. El balance de la experiencia es positivo, no sólo por lo que se ha logrado, sino también por lo que se ha impedido. La dolarización le devolvió a la sociedad la confianza en la moneda y eso tuvo muchas consecuencias positivas. La primera fue la caída de la inflación que pasó de 108 por ciento en septiembre de 2000 a menos de 4 por ciento en enero 2004. Una caída tan fuerte de la inflación suele requerir una contracción económica, pero gracias a la dolarización, eso no fue necesario y la economía ecuatoriana no interrumpió su crecimiento. Una consecuencia de la caída de la inflación fue que el ahorro y el crédito pudieron crecer. El aumento del crédito ocurrió especialmente en el de largo plazo, lo que permitió que haya más inversiones en el país. Con la excepción de dos trimestres en 2009, el PIB de Ecuador creció todos los trimestres desde el segundo trimestre del 2000 hasta el primer trimestre del 2015—un período de crecimiento inusualmente largo en la historia ecuatoriana. Pero el mayor aporte de la dolarización es haber impedido que el Ecuador se convierta en Venezuela. La inexistencia de una moneda propia impidió que un gobierno populista y dispuesto a mantener un alto gasto público, incluso a costa de altos déficits fiscales, como el de Rafael Correa, emita dinero inorgánico y desequilibre la economía por completo.

0 personas firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!
¡Con 100 firmas, es más probable que esta petición aparezca en recomendaciones!