Petition Closed
6,647
Supporters

A medida que el Congreso trabaja para actualizar y re-escribir la ley de Educación Primaria y Secundaria (ESEA por sus siglas en inglés)- y más comúnmente conocida como Que Ningún Niño se Quede Atrás/No Child Left Behind – es fundamental que tengamos en mente y aboguemos por los millones de niños y jóvenes adultos cuyas vidas son afectadas todos los días por los perniciosos actos de intimidación o acoso escolar e intimidación cibernética.

La intimidación escolar no es un rito de paso. 

Muchos de nuestros hijos deciden quedarse en casa en lugar de ir a la escuela por miedo de ser intimidados o acosados. Cuando el Congreso re-escriba esta importantísima ley federal, debemos incluir medidas de prevención contra la intimidación y acoso escolar. 

Letter to
U.S. House of Representatives
U.S. Senate
Ahora es el momento de actuar. Le escribo para instarle a que apoye la inclusión de las iniciativas de prevención de la intimidación en ESEA - incluyendo ampliar las iniciativas federales de prevención de la intimidación y solicitando informes importantes y medidas de responsabilidad al respecto para las escuelas.

Las iniciativas eficaces para la prevención de la intimidación/acoso escolar en ESEA deberían:

• Requerir que los estados adopten políticas inclusivas contra la intimidación/acoso escolar y recopilar información para crear informes sobre la intimidación y el acoso.

• Las políticas de prevención de la intimidación deben ser integrales y explícitamente incluir todos los tipos de intimidación y acoso.

• Ayudar a las escuelas a desarrollar y aplicar políticas y programas de prevención de la intimidación/acoso escolar.

• Promover las mejores prácticas para hacer frente a la intimidación, el acoso y la intimidación cibernética.

• Financiar los programas contra la intimidación y el acoso.

• Financiar investigaciones sobre la naturaleza y la magnitud del problema de la intimidación / intimidación cibernética, su impacto en la salud social y emocional de los estudiantes y en su rendimiento académico.

La intimidación es un problema devastador que afecta a las escuelas, las comunidades, los estudiantes y las familias en todo el país. Tristemente, el rápido crecimiento de las redes de comunicación en línea también ha llevado a que un número significativo de jóvenes estén abusando y mal utilizando la tecnología del Internet y del teléfono celular para intimidar, acosar e incluso incitar a la violencia contra los demás. Se ha demostrado que la intimidación conlleva a una serie de resultados negativos a largo plazo que pueden incluir el bajo rendimiento escolar, la baja autoestima y la depresión grave.

El gobierno federal, en colaboración con las agencias públicas estatales y locales, organizaciones sin fines de lucro y comunitarias, y los colegios y universidades, tiene un papel fundamental que desempeñar para garantizar que nuestras escuelas y comunidades son lugares seguros para todos los estudiantes.

Al re-escribir la ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás/No Child Left Behind (ESEA ), le insto a que tenga en cuenta los millones de vidas que se ven afectadas cada día por los efectos devastadores de la intimidación y haga algo para incluir iniciativas de prevención efectiva contra la intimidación en la legislación.