Ayúdanos a no revictimizar a esta niña. Corte Constitucional por favor ayúdela!!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 15,000!


 


Nuevamente se presentan más irregularidades en el caso de acusación contra Diego Pardo por parte de su ex esposa Margarita Herrera por un supuesto abuso a su hija quien hoy tiene 8 años. Todas las pruebas con las que se le acusaba al Sr. Pardo se han ido cayendo sistemáticamente, por lo que, Margarita Herrera y sus padres, no están dudando en generarle un daño mayor a su hija con tal de hacerle daño al Sr. Pardo. Ahora en contra de una tutela en segunda instancia del Consejo Superior de la Judicatura buscan exponer a la niña nuevamente a los estrados judiciales para una nueva valoración (6 años después de los supuestos hechos), valoración que ha sido ampliamente desestimada porque podría revictimizar a la niña.

La Fiscalía General de la Nación, en cabeza de Juan Carlos Zambrano Rengifo, junto con los abogados de la familia Herrera y la Defensoría del Pueblo (quienes curiosamente NUNCA han asistido a una audiencia de este caso), quieren que la Corte Constitucional revise llevar al estrado de nuevo a esta menor. Esto va en contra de muchas instancias, organismos de leyes de protección al menor, del sentido común y la decencia, que mencionamos a continuación:


¿ESTO POR QUÉ NO DEBERÍA PASAR?:

Ya pasaron 6 años desde los supuestos hechos (la niña tenía tres años cuando se hizo la denuncia).
La menor ya pasó por tres valoraciones: 
La sicóloga Graciela Galán,
El Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI)
Medicina Legal
Varias entidades legales y técnicas consideran que no se debe hacer una nueva valoración judicial:
El Juez de Garantías
Medicina Legal
La Fiscalía General de la Nación
Colegio Colombiano de Psicólogos
Se presume que la menor ha sido manipulada por la familia de la madre a través de implantación de falsos recuerdos pues, de acuerdo a un audio en el expediente de la Corte Constitucional, la niña expresa que Diego Pardo mató a su “verdadero papá” y después trató de secuestrarla a ella. 
Es posible que la niña sea nuevamente víctima de implantación de nuevos recuerdos para que hable ante los estrados judiciales. MÁS VICTIMIZACIÓN!!

ESTATUS DE LA MENOR

La niña NO tiene contacto con su padre, Diego Pardo, desde el 5 de diciembre de 2015, es decir, ¡hace más de 4 años!
La niña NO tiene contacto con su familia paterna hace más de tres años.
Sabemos, por el audio mencionado anteriormente, que la niña cree que su papá Diego Pardo mató a un papa imaginario que “sí la quería mucho” y que está tratando de secuestrarla a ella y a su mamá Margarita Herrera y que es un “señor muy malo”. La niña ha compartido esta información con sus amigas del curso y algunas le refuerzan este recuerdo. Esto es un caso claro de implantación de recuerdos (terroríficos) y de alienación parental. ¡Un caso gravísimo de MALTRATO INFANTIL!
Como su situación familiar es muy precaria, gracias a esta situación innecesaria a la que ha sido sometida, lo más estable que tenía en su vida era su colegio, lo cual Margarita Herrera le arrebató al llevársela sin ninguna justificación.
En este momento la menor salió del país y al parecer nadie sabe cuál es su destino. Ella pudo salir del país gracias a que un juez le suspendió la patria potestad a Diego Pardo basada en una causal que no existe, repetimos, NO EXISTE. A este mismo juez, en algunas de sus actuaciones sobre este caso, se le presentaban en la audiencia el abuelo y expresidente de la Corte Constitucional, Hernando Herrera Vergara, acompañado de varios exmagistrados. Lo invitamos a que saque sus propias conclusiones sobre esto. 
Claramente la menor está en riesgo y se está abriendo la puerta a un riesgo mayor cuando se le borren sus recuerdos implantados actuales, se le implanten nuevos recuerdos (otro cuento falso de terror) y se someta a un interrogatorio por parte de un Juez de la República, la Procuraduría General de la República, la Fiscalía General de la Nación, los abogados de la defensa de Diego Pardo y los abogados de Margarita Herrera. 

¿QUÉ ESPERAMOS DE LA CORTE CONSTITUCIONAL?


La revisión de esta tutela está en cabeza de la Magistrada ponente Diana Constanza Fajardo Rivera y solicitamos que este caso pase a revisión de la Sala Plena de la Corte Constitucional.

La Corte Constitucional debería rechazar esta solicitud, analizar si la menor debe tener medidas de protección de su madre y abuelos maternos, y oficiar a la Fiscalía General de la Nación para que inicie una investigación sobre los hechos únicos de este caso como:

Peritos sin tarjeta profesional, sin bases técnicas y con actuaciones actualmente bajo investigación.
Una lista interminable de malas actuaciones de la Fiscalía General de la Nación.
Un juez que suspendió la patria potestad por una causal que no existe.
Margarita Herrera no ha aceptado hacerse una evaluación psiquiátrica así esta haya sido pedida por:
La Comisaría Segunda de Chapinero,
El Juzgado Primero de Familia.
La implantación de falsos recuerdos en una menor.
Alienación Parental.
Investigación al Fiscal Juan Carlos Zambrano Rengifo por no precluir este caso al no tener pruebas en contra del acusado Diego Pardo y por sistemáticamente aplazar el caso, generándole mayor exposición de riesgo a la menor.

¿QUÉ ESPERAMOS DE USTEDES?


Esperamos que apoyen esta causa para salvar a esta menor y a las que en ocasiones futuras puedan estar expuestas a esta situación. Un menor que ya ha sido valorado correctamente por las instancias legales, siguiendo los protocolos técnicos y legales, no debe ser valorado de nuevo ya que está siendo expuesto a una revictimización innecesaria. 


Para esto debes firmar esta causa, compartirlo en tus redes sociales, compartirlo por WhatsApp y si tienes acceso a magistrados, periodistas, fiscales, procuradores y otros actores que están relacionados o pueden tener interés, hacerles conocer este caso.


¡Muchas gracias!

#todosconDiego