#SaveRomafromCorona: Proteger las Comunidades gitanas de una catástrofe.

0 have signed. Let’s get to 100!

At 100 signatures, this petition is more likely to be featured in recommendations!

ENGLISH  GERMAN  FRENCH  ROMANIAN  BULGARIAN HUNGARIAN SERBIAN CROATIAN

En un momento en que el coronavirus (COVID-19) amenaza todo el mundo y, en particular, los más vulnerables de entre nosotros, la Unión Europea, sus Estados miembros, las instituciones internacionales y la sociedad civil deben actuar de forma solidaria y unir sus fuerzas para proteger a todas las personas que viven en Europa, y con especial atención a los grupos vulnerables.

La mayoría de los aproximadamente 12 millones de personas romaníes de Europa viven en situaciones de precariedad sin acceso a agua potable, vivienda digna, los servicios sanitarios o los medios financieros para proporcionar una nutrición adecuada. Independientemente de la actual epidemia, las personas romanís ya sufren discriminación en su acceso a una vivienda digna, la sanidad y los servicios sociales basados en el antigitanismo, la forma específica de racismo hacia las personas con antecedentes romaníes. 

Por esta razón, las personas de etnia romaní están particularmente expuestos a las graves consecuencias de una infección de COVID-19 y los precarios asentamientos romaníes corren el riesgo de convertirse en puntos críticos de la epidemia. 

La epidemia COVID-19 requiere medidas inmediatas y globales de los gobiernos. No obstante, ello no debe ser una ocasión para desplegar medidas discriminatorias contra las minorías étnicas y los estereotipos racistas contra la población romaní. Lamentablemente, esto ya sucede en varios países europeos, como Rumanía, Bulgaria, Hungría, Austria, Serbia y North-Macedonia.  

Ni hacer de las personas romaníes el chivo expiatorio para el virus, ni confinar los asentamientos romaníes privándoles del suporte medico urgente necesario, de los servicios sociales y de las previsiones alimentarias, va a resolver la crisis. Verdaderamente es lo contrario.  

Es importante que se adopten medidas preventivas para reducir las posibles graves consecuencias de COVID-19 para los grupos vulnerables, en particular las comunidades romaníes. ¡No actuar ahora nos hará cómplices de esta catástrofe!

Pedimos a:

La Comisión Europea y su Presidente, Sra. Ursula von der Leyen;

El Consejo de la UE y a su Presidencia;

El Consejo Europeo y su presidente, Charles Michel;

El comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatović;

El comisario para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Sra.Michelle Bachelet Jeria;

La Organización Mundial de la Salud y su Director General, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus;

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa;

La Agencia Europea de los Derechos Fundamentales y su director, Michael O’Flaherty;

a

  • tomar las medidas preventivas y protectoras contra COVID-19 igualmente accesibles para todas las personas que viven en Europa, independientemente de su nacionalidad, etnia, creencias religiosas o estatus de residente;
  • condenar públicamente y contrarrestar activamente el discurso público de hacer de las personas romaníes los chivos expiatorios de la epidemia COVID-19;
  • instar a los Estados miembros a garantizar el acceso a los alimentos, el agua potable, equipos de protección y los servicios de asistencia sanitaria a las personas de etnia romaní que viven en condiciones de pobreza y en comunidades aisladas;
  • pedir a los Estados miembros que pongan fin de inmediato a todas las medidas discriminatorias contra las personas con antecedentes romaníes en los países europeos;
  • hacer la financiación COVID-19 de emergencia de la UE y otras organizaciones internacionales disponibles específicamente para las comunidades gitanas en situaciones de precariedad en Europa;
  • incorporar las ayudas para las comunidades romaníes en riesgo COVID-19 en el mecanismo de protección civil de la UE.

Hacemos un llamamiento a los Gobiernos europeos: 

  • parar todos los actos racistas y discriminatorios étnicamente y medidas adoptadas contra personas con antecedentes romaníes en el contexto de la lucha contra COVID-19;
  • condenar públicamente un discurso público que hace de los ciudadanos romaníes los chivos expiatorios de la epidemia COVID-19 y proteger a las personas de la violencia racista;
  • Mapear Asentamientos romaníes marginadas que corren el riesgo de convertirse en puntos críticos de la epidemia;
  • desarrollar un plan de emergencia de asistencia adicional para las transacciones detectadas para aplicar inmediatamente las medidas preventivas necesarias para reducir las infecciones COVID-19 y facilitar la asistencia médica en caso de infección;
  • garantizar la participación de representantes de las comunidades romaníes en la planificación y ejecución de medidas de emergencia contra COVID-19;
  • investigar los casos de brutalidad policial contra las personas de etnia romaní a la hora de aplicar la medida de contención de COVID-19.