End Illegal Fireworks in LA

End Illegal Fireworks in LA

0 have signed. Let’s get to 1,000!


Vida, libertad y la búsqueda de la libertad? Sí, cómo no. Vivimos en Los Ángeles (y no en la parte más bonita). No esperamos mucho, y lo que recibimos es peor. Pero lo que sí nos dan más que en cualquier otro lugar son lo fuegos artificiales ilegales. Bombas, bombas y más bombas todas las noches de mayo a noviembre. La cosa ha sido así por más de treinta años. Los M-80, los M-100, cohetes estilo Disneylandia. ¿Que padre, no? Sí, bien padre para los que no pueden dormir, los bebés aterrorizados, las mascotas que casi sufren un paro cardiaco todas las noches, los veteranos con el trastorno por estrés postraumático, los bomberos ya cansados por trabajar demasiado.

¿Corrupción sin límites en el gobierno de la ciudad? ¡Queremos participar! Oigan políticos, les damos una mordida: arreglen nuestra problema y te damos nuestro voto. Te estamos hablando, Kevin de León (miembro del consejo municipal entrante y aspirante a la posición de alcalde) y Eric Garcetti (alcalde actual y aspirante a las posiciones de gobernador y presidente).

El Alcalde Garcetti ha anunciado un recorte al presupuesto de la policia de entre $100-150 millones para reinvertir los fondos en las comunidades de color. Le rogamos ayudar a nuestras comunidades de color. Por favor, que el dinero sea para:

1. Crear un equipo de acción para parar la venta de los fuegos artificiales ilegales. Es casi imposible agarrar a los autores del crimen sin crear un estado policiaca. Eso no es lo que queremos.

2. Instituir un programa en nuestras escuelas para educar a los niños sobre el sufrimiento de la comunidad como resultado directo de los fuegos artificiales. Les tienen cautivos en la escuela. Por qué no enseñarles algo útil. Empieza cuando están jóvenes y luego enséñales sobre el activismo cuando están más grandes.

3. Promueve una campaña en los espacios públicos sobre los peligros y las traumas que causan los fuegos artificiales en nuestras comunidades. La propaganda funciona. No más hay que ver quienes mandan en este país para averiguarlo.

No queremos el sueño californiano. Sólo queremos alzar la vista al cielo sin miedo de que un fuego artificial nos vaya a explotar en la cara.

 

Life, liberty, and the pursuit of happiness? Yeah, right. We live in LA (in the not really nice part). We don’t expect much, and we get even less. But what we get more of than anybody anywhere else is illegal fireworks. Bombs, bombs, and even more bombs every night from May to November. Been like this for over thirty years. M-80s. M-1000s. Disneyland style fireworks. Sounds cool? Tell that to the people who can’t sleep. The terrified babies. The pets who get near heart attacks every night. The veterans with PTSD. The overworked firefighters.

Rampant corruption at city hall? We’ll participate! Here’s a bribe for our politicians: fix our problem, and we’ll vote for you. Talking to you,Kevin de León (incoming city council member and mayor hopeful) andEric Garcetti (current mayor and governor/president hopeful). Mayor Garcetti has announced cuts of $100-$150 million from the police budget to be reinvested into communities of color. We are begging you to help our neighborhoods of color. Please use some of that money to:

1. Create a fireworks task force to stop the sale of illegal fireworks. It’s almost impossible to catch perpetrators without subjecting us to a police state. We don’t want that.

2. Institute a program at our schools to educate the kids about the suffering the community endures as a direct result of the fireworks. You’ve got them trapped at school already. Might as well teach them something useful. Start young and teach them activism in the later years.

3. Promote a campaign in public spaces about the dangers and trauma of fireworks on our neighborhoods. Propaganda works. Trust me. Look at who’s running this country.

We don’t want a California dream. We’d rather have our pie in the sky. One that isn’t going to explode in our faces because of the bombs.