No quitar símbolos religiosos de los edificios públicos

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


Las imágenes religiosas no afectan a los no creyentes e infunden confianza a los creyentes. Quitar la imágenes es solo un agravio que el liberalismo imperante en la política quiere asestarle a la sociedad Argentina.

No existe motivación válida alguna para pretender retirar los símbolos religioso de los edificios públicos, solo agraviar al 90% de la población argentina.