Para evitar el desalojo de Lidia Flores de su casa de mas de 25 años (mi mamá)

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 200!


La Iglesia de Dios quiere dejar en a calle a una viuda, Lidia Flores, una mujer de 64 años. Pedimos ayuda para que no suceda!!

Hace más de 40 años mi papá, Joaquin Flores, empezó como pastor de la Iglesia de Dios en la iglesia Puerta Abierta de la Libertad de Monte Chingolo. Luego de unos años, integrantes de la Iglesia de Dios, entre los que se destaca Nicolás Marulla, le ofrecen a mi papá vender su casa familiar ubicada en Burzaco y con ese dinero construir una nueva iglesia con su casa pastoral arriba donde él viviría con su familia. Sin firmar ningún papel y con un acuerdo de palabra, mi papá decidió aceptar la propuesta. 

En el año 2007, por por diferencias  y cuestiones personales, mi papá decide (luego de verse obligado) dar un paso al costado. La Iglesia de Dios, a través de Nicolás Marulla le ofrece alquilarle una vivienda temporaria hasta que se recupere, incumpliendo con el acuerdo inicial en el que debían devolverle su propiedad o el dinero con el que se construyo la iglesia y su vivienda.

Después de 1 año y medio mi papá falleció y desde ese momento la Asociación intenta sacarnos de nuestra casa a mi, a mis hermanos y a mi mamá. Hogar en el que vivimos y construimos hace mas de 20 años. Intentan ofrecernos el alquiler de viviendas temporales por dos años, estafandonos y quedándose con todo lo que mi papá construyo con su propio dinero. Una propiedad de la que nos hicimos cargo desde que se puso el primer ladrillo, pagamos todos los impuestos y mantuvimos durante todos estos años. 

Durante estos años se realizó un juicio del cual nunca fuimos notificados y que se gano bajo falsos testimonios. Personas que dicen desconocer  ami papá cuando comían en la misma mesa que nosotros, personas con las que hemos compartido muchos momentos y por las que mi padre ha hecho de todo. El juicio lo ganaron porque nosotros no pudimos presentar nuestras pruebas y nos enteramos cuando llego la orden de desalojo que dejará a mi mamá, una viuda jubilada, en la calle.

A nosotros no nos interesa el templo, solo queremos quedarnos con la casa que mi papá construyo con esfuerzo y poder vivir dignamente como lo merecemos. 

Sabemos que hay muchas personas que, como nosotros, han sido estafados por al Iglesia de Dios. Les pido que se conecten conmigo para ponerle fin a estos estafadores que lucran y se abusan de la fé de las personas. Y SI NO HAY CONDENA EN LA JUSTICIA, QUE SEA SOCIAL!

Pedimos que también nos ayuden comentando en el facebook de esta persona https://www.facebook.com/nicolas.marulla/

y en el facebook de la Iglesia https://www.facebook.com/iddargentina/