¡Exigimos justicia y la verdad del asesinato de la Dra. Cedeño y de todos los femicidios!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


Dolor y miedo: el femicidio de la anestesióloga María Luisa Cedeño Quesada ocurrido en un hotel de Manuel Antonio, Quepos, nos produce, una vez más, espanto.  


Entre el 2019 y lo que llevamos del 2020, 24 mujeres han sido vilmente asesinadas por el hecho de serlo.

Cansadas estamos de tener que vivir en el terror. No podemos salir, no podemos caminar solas por la calle, no podemos viajar ni vacacionar. El control hacia nosotras se ejerce actualmente por medios de extrema violencia y muerte. Es larga la lista de mujeres a las que se les ha quitado la vida. Unas, por parte de sus parejas, a otras se las ha secuestrado, y lo que ha aparecido de ellas, es su cadáver. Y de algunas, no sabemos nada aún, un velo de misterio cubre su desaparición.


No habíamos terminado de salir del shock por la muerte de María Luisa Cedeño, cuando recibimos la noticia de la muerte de Fernanda Sánchez y Raisha Ríos y mientras escribimos estas líneas, han muerto Katherine Vanessa Villalobos Williams, y se sospecha puedan ser femicidios.


No olvidamos las extrañas circunstancias en que se dio muerte a Karla Lucía Stefaniak, la venezolana que asesinaron en un hotel en Escazú, cuyo padre no ceja en la indagación y ha prometido llegar hasta el fondo para revelar la verdad. Pues así exigimos se comporten las autoridades policiales y legales. Que ninguno de los crímenes quede impune y que se desvelen los causales de cada una de estas infames muertes.


Queremos que cada descuido que se cometa porque no se atendió una llamada a tiempo, porque no se cumplió con un protocolo, sea considerado en un nivel de complicidad. El Estado debe responder por cada agresión a cada una de las mujeres de este país. Quienes gobiernan no deben dormir tranquilos hasta que no pare esta gran cantidad de formas de agresión que estamos soportando: abuso y acoso sexual, violaciones, violencia doméstica, trata, secuestros, femicidio.


Exigimos protección, y medidas concretas que salvaguarden nuestra integridad.
NI UNA MENOS