POR LAS 35 HORAS EN CASTILLA Y LEON

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 7,500!


POR LAS 35 HORAS PARA LOS EMPLEADOS PÚBLICOS EN LA ADMINISTRACION DE CASTILLA Y LEON

La vuelta a las 35 horas es, sin duda, una de las reivindicaciones más demandadas por los empleados públicos de Castilla y León después de que la Ley de recortes de 2012 obligara a cumplir una jornada semanal de 37 horas y media.

En 2015 comenzaron a sentarse las bases para esta recuperación mediante la firma del Acuerdo Marco por el que se recuperan derechos de los empleados públicos y se fijan las prioridades en materia de función pública para la legislatura 2015/2019, suscrito con fecha 29 de octubre.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018, prorrogada para 2019, establece que “sólo podrán volver a la jornada de 35 horas las administraciones que hayan cumplido los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto”.

Tras la notificación oficial del AIREF en mayo de este año, de que Castilla y León cumplía en el año 2018 con los tres requisitos(déficit, regla de gasto, deuda pública), se llevan a cabo una serie de reuniones entre Junta y sindicatos, que llevan a la firma, el 21 de mayo, del documento que ratifica la vuelta efectiva a la jornada de 35 horas.

Hay que señalar que en 2.017 no hubo un estricto  control del déficit público, para no poder ser instaurada en el 2.018.

Después de un periodo estival, en el que los empleados públicos han podido reducir su jornada laboral, se inicio el otoño con la desagradable noticia del posible incumplimiento, por parte de la Junta de Castilla y León, del acuerdo alcanzado y firmado en mayo con las principales centrales sindicales para la instauración definitiva de las 35 horas.

Pese  que el nuevo equipo de gobierno no ha tenido repararo alguno en incrementar ”su gasto de personal" ( creación de nueva Consejería, de nuevas Viceconsejerias, de 22 puestos de personal eventual con niveles de Directores Generales, de puestos mochila , incremento del gasto de personal de la sección Cortes CyL.. se nos han dado las excusas más variopintas para incumplir el compromiso con todos nosotros.

Primero que sin las entregas a cuentas de 440 millones no saldrían las cuentas,l   que el  coste aproximado es de 110 /120millones????? (sin aportar memoria alguna y ni el número de efectivos precisos, sin señalar el gasto hasta final de ejercicio...)Luego señalando que se va incumplir el déficit por 800 millones en Sanidad pendientes de imputar-lo que conllevaría a no poder aplicarse en el ejercicio siguiente 2020, mintiendo de nuevo sobre el restablecimiento de este derecho en la legislatura, salvo que lo quieran restablecer en el año 2021 justo antes de las elecciones autonómicas.....

Luego señalando la falta de profesionales en algunas especialidades o el Punto de Atención Continuada en Atención Primaria, sin aportar dato alguno de las necesidades y centros donde es preciso...Si se hubiera trabajado en solucionarlo hace meses,no existiría este desconcierto por parte de nuestro dirigentes.

Y como colofón de esta lista de despropósitos que el acuerdo y compromiso firmado fue con otro gobierno, cuando todos los partidos en las elecciones autonómicas hicieron bandera de las 35 horas para ganarse el voto del empleado público.....No recuerdo en los programa el otro incremento de "su gasto de personal.

Por tanto, no hay excusa alguna!!!!

Los empleados públicos de la Junta de Castilla y León, demandamos que la reducción de horario sea una realidad. Ya es hora de que los empleados públicos tengan esta reducción de horario que otras comunidades tienen hace tiempo, incumplimiendo algunas el déficit pero buscando soluciones imaginativas como la cortesía, la formación, etc

No podemos permitir que los acuerdos ya firmados se conviertan en papel mojado por la incorporación de nuevos miembros en el equipo de gobierno de esta Comunidad. No se pueden cambiar las reglas del juego porque se modifiquen los jugadores.

Escudándose en problemas de financiación primero y de calidad asistencial después, la Junta de Castilla y León trata de aplazar lo inaplazable, eso sí, disfrazándolo con excusas como la falta de profesionales o el elevado coste que supondría. Al igual que no supuso ningún ahorro que los funcionarios de la administración autonómica aumentaran su jornada en 2012, tampoco supondrá ningún gasto extra la restitución de este derecho. Por el contrario, supondrá una mejora en la calidad del trabajo de unos profesionales a los que durante todos estos años se ha atacado y desacreditado frente a la ciudadanía.

No hablan, sin embargo, de los beneficios que genera, como es la creación de empleo con la consiguiente aportación a las arcas públicas, el afianzamiento de población en una comunidad tan necesitada de cotizantes, que no tendrá que buscar trabajo en otras comunidades y, quizá la más importante de cara a los usuarios, la mejora en la calidad de los servicios.

Nuestra labor sindical se debe a los trabajadores a los que representamos, y la base de cualquier negociación es el cumplimiento de lo firmado. Eso hemos hecho CSIF, UGT y CCOO y eso seguiremos haciendo: luchar por la mejora de las condiciones socio-laborales de todos los empleados públicos de la Junta de Castilla y León, que no se limita a las 35 horas. Ya es hora de que se incrementen sus retribuciones y dejemos de estar a la cola con respecto al resto de Comunidades; de bajar el porcentaje de interinidad; de implementar la carrera profesional, de sacar adelante el concurso abierto y permanente para los funcionarios, tantas veces anunciado y que no termina de regularizarse…

Resulta incomprensible que un gobierno que está empezando, a pesar de ser en parte del mismo color que el anterior, lo haga incumpliendo acuerdos que su mismo partido firmó y lo hagan diciendo que no se sienten vinculados. Es, cuando menos, una irresponsabilidad y un atrevimiento romper de esta manera, la relación “cordial” con quienes están legitimados a negociar las condiciones de trabajo de la empresa más grande de la comunidad, con casi 80000 empleados públicos, que sin duda plantarán cara y defenderán su derecho a recuperar la jornada de 35 horas.