Mejorar el servicio de Atención a los alumnos con discapacidad auditiva de Castilla y Léon

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


 

Los Interpretes de Lengua de Signos Española (ILSES), que trabajamos en ámbito educativo en la comunidad de Castilla y León, solicitamos a la Consejería de Educación, la  revisión de nuestras condiciones laborales recogidas en el último pliego de prescripciones técnicas para la contratación de nuestro servicio, que elabora el Jefe de Servicio de Atención a Alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo, Orientación y Convivencia, para conseguir una mejora en las mismas que proporcione no sólo erradicar la precariedad de nuestros contratos sino también una mayor calidad en la ejecución del servicio.

La figura del ILSE está vinculada a la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León desde el curso 1998/1999. Desde este momento, sin interrupción, siempre ha existido la necesidad de ILSES en centros educativos públicos de nuestra comunidad, incrementándose de forma progresiva tanto el número de alumnado demandante del servicio como el de profesionales contratados en toda la comunidad.

Teniendo en cuenta que nuestro Servicio está ya consolidado debido a que se viene prestando sin interrupción desde hace muchos años, entendemos que es necesario e imprescindible que de forma urgente se articulen medidas para regularizar nuestra situación contractual y laboral. Es el momento para revisar y actualizar nuestras condiciones como personal educativo no docente y nuestras funciones. A día de hoy no existe una jornada de trabajo, horario, vacaciones y permisos regularizados, debido a que la aplicación del XIV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad, se realiza de forma interpretativa unilateral por parte de la empresa privada gestora del Servicio, al no recoger dicho convenio nuestra figura profesional dentro de Centros Educativos. Situación que nos perjudica notoriamente y convierte en práctica habitual  constantes modificaciones de horario y jornadas y situaciones desiguales entre los  ILSES.

No cabe duda que esta situación que arrastramos imposibilita de manera radical cualquier proyecto vital de cada uno de nosotros y por supuesto también imposibilita una mínima conciliación de la vida laboral y personal y/o familiar.

A pesar de que el cometido principal del servicio es la atención a las necesidades del alumnado con discapacidad auditiva, nuestros contratos deben estar vinculados al Servicio y no a los alumnos debido a que la realidad constata que hacemos y podríamos hacer otras muchas funciones, de las que la Consejería de Educación podría beneficiarse cumpliendo su compromiso con la igualdad de oportunidades y la mejora en la atención del alumnado con discapacidad, igual que ocurre en Administraciones Públicas de otras CCAA, debido a que:

·         Somos un recurso para el alumnado – Somos su oídos y su voz en todas las actividades, tanto dentro como fuera del aula.

·         Somos un recurso para la docencia – realizamos labor de información y sensibilización al profesorado, adaptaciones de material didáctico, etc.

·         Somos un recurso para el Servicio de Atención a Alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo, Orientación y Convivencia – Podemos realizar y no estamos haciendo, por falta de horas en nuestros contratos de trabajo, informes relacionados con nuestro puesto en colaboración con Orientadores y Equipos Psicopedagógicos Específicos de Deficiencia Auditiva. Podemos hacer y no estamos haciendo porque no tenemos horas destinadas para ello, adaptaciones de material audiovisual, creación de contenidos o adaptación de páginas web oficiales de la propia Junta de Castilla y León. Podríamos colaborar en cuanto a la actualización de los datos educativos, de promoción o no, cambios de localidad, etc, relativos al alumnado con discapacidad auditiva.

·         Somos un recurso para la Consejería de Educación. Jugamos un papel importante en materia de sensibilización y eliminación de barreras de comunicación. Con el ILSE se consigue una educación inclusiva.

 Por todo lo anteriormente expuesto, SOLICITAMOS:

1. Periodo de contratación del 1 de septiembre al 31 de agosto.

2. Jornadas completas de 35h semanales cotizando el 100%.

3. No reducirnos jornadas ni contratos durante el curso.

4. Participación real y efectiva en los centros educativos, como personal educativo no docente.

 


¿Quieres compartir esta petición?