Contra la contabilidad paralela de algunos software contables

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Aunque el artículo 1 de la Ley 1314 de 2009 dijo que la contabilidad debe ser una sola, incluyendo el registro de diferencias, algunos programas contables crearon la "contabilidad paralela" en el 2010 aproximadamente, consistente en mantener dos bases de datos, una bajo norma local y otra donde se copian las transacciones y se hacen ajustes mediante interfaces.

Mantener copias de datos es un riesgo de sistemas de información y de fraude cuando la experiencia en el mundo es llevar una contabilidad única con registro de diferencias (como bien se explica en www.globalcontable.com/libro), además, la redundancia de datos es costosa y ha sido criticada de estar relacionada con la mercantilización de la profesión contable.

Ante este error de entendimiento, el mismo gobierno nacional legalizó la contabilidad paralela en Colombia con el artículo 6 del Decreto 2548 de 2014, lo cual fue avalado por el Consejo Técnico de la Contaduría Pública con varios conceptos, por lo cual la DIAN se vio forzada a determinar que las entidades que optaran por llevar "contabilidad paralela" debían actualizar el RUT con el código 86 en la casilla 89, para llevar un libro tributario (Según su Guía disponible en https://goo.gl/3W5LFe)

Afortunadamente el artículo 3 del Decreto 2548 de 2014 también permitió la práctica global de llevar una sola contabilidad con registro de diferencias, como se hace en el mundo, como también lo dijo el Concepto CTCP 577/14 y como ahora lo exige el artículo 772-1 E.T. y lo ratifica el Decreto 1998 de 2017. Si la entidad optaba por aplicar la práctica global de llevar una sola contabilidad, con registro de las diferencias, se debía actualizar el RUT con el código 85 en la casilla 89 (Según la misma Guía)

Dado que la Ley 1819 de 2016 derogó expresamente el artículo 165 de la Ley 1607 de 2012, y así el Decreto 2548 de 2014, no existe un argumento normativo para mantener una “contabilidad paralela”, es decir, para copiar las cifras de una base de datos a otra como lo hacen algunas empresas. Por esto la DIAN está requiriendo que las entidades quiten tanto el código 85 como el código 86 de la casilla 89 del RUT o lo está haciendo de oficio (es decir automáticamente).

Aunque se copie automáticamente la contabilidad a otra base de datos, no es legal continuar con “contabilidades paralelas” porque esto contribuye a que Colombia esté entre los países más complejos en contabilidad y tributación, según lo referencia el diario de negocios “Portafolio" (http://www.portafolio.co/economia/finanzas/colombia-en-top-10-de-paises-complejos-en-areas-contable-y-fiscal-506509)

Juan Fernando Mejía se ha opuesto a la "contabilidad paralela" desde eventos académicos y artículos técnicos que solo ha publicado globalcontable.com y por esto ha sido demandado ante la Junta Central de Contadores por intereses asociados a estas casas de software, mediante el proceso radicado 47089.17, lo que atenta contra la libertad de opinión y la libertad de cátedra.

Aunque no ha mencionado por su nombre a ninguna casa de software ni a persona alguna (ha respondido en redes no saber quién aconsejó a estas casas de software llevar bases de datos dobles), gran parte de la profesión contable cree que la libertad de opinión de cátedra no puede ser vulnerada por tantos intereses y por ello firmamos esta petición virtual, mientras se hacen planillas para incluir nuestras físicas.

Esperamos que este proceso no surta efecto porque atentaría contra derechos constitucionales y legales.

Apelamos a la Junta Central de Contadores para que estudie este caso sin presiones de diferentes intereses y para examine el caso cerrándolo por considerarse improcedente.

Atentamente, los abajo firmantes.



Hoy: Juan cuenta con tu ayuda

Juan Mejia necesita tu ayuda con esta petición «Junta Central de Contadores: Contra la contabilidad paralela de algunos software contables». Únete a Juan y 50 personas que ya han firmado.