Comunidades indígenas piden a juez de amparo les permita salir de la extrema pobreza

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 2,500!


Los pueblos indígenas Náhuatl y Totonaco tienen derecho al desarrollo y a una vida digna, la pobreza no es parte de su cultura, ni es algo que quieran conservar, para la mayoría de los integrantes de sus comunidades.

En el año 2015 un comité técnico encabezado por la Secretaría de Energía realizó la consulta previa, libre e informada conforme a lo establecido en el Convenio 169 de la OIT, para la construcción del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1, sin embargo, un grupo de indígenas minoritario, que en su mayoría no habitan en nuestras comunidades, promovieron un juicio de amparo afirmando que el referido proyecto era una amenaza a nuestras tradiciones y al medio ambiente, a pesar de que la mayoría de los  integrantes de las  comunidades Nahualt y Totonacas que sí vivimos en la Sierra Norte de Puebla, en la referida consulta manifestamos estar de acuerdo con su implementación, pues significa acceder al trabajo y al progreso, que durante generaciones se nos ha negado. La real amenaza que enfrentamos y que pone en riesgo nuestro futuro como comunidades es la extrema pobreza.

La empresa DESELEC y las autoridades nos han explicado, con toda claridad, las implicaciones ambientales que tendrá el proyecto y hemos entendido que es mínima la afectación que tendrá sobre el río Ajajalpa, el cual hoy en día ni siquiera lo ocupamos, pues nuestra principal fuente de acceso al agua proviene de los manantiales con los que cuentan nuestras comunidades, no realizamos actividades religiosas en él y la pesca que ocasionalmente realizamos, se podrá seguir haciendo, dada la tecnología que se implementará en la pequeña presa que queremos se construya.

El 11 de julio pasado, se celebró la audiencia constitucional en el juicio de amparo 598/2016, por lo que es el momento en que el Juez Primero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y del Trabajo de Juicios Federales en el Estado de Puebla, dictará sentencia, por lo que te pedimos nos apoyes con tu firma, para que sea a favor del progreso de nuestras comunidades indígenas Nahualt y Totonacas de la Sierra Norte de Puebla, validando los permisos otorgados por nuestras autoridades mexicanas para la implementación del Proyecto Hidroeléctrico Puebla 1, y respetando la decisión que tomamos en la consulta previa, libre e informada en que participamos y que se llevó acabo cumpliendo con lo establecido en el Convenio 169 de la OIT.

Tal y como ha venido sucediendo durante el desarrollo del juicio de amparo, pues actualmente hemos ganado en 2 ocasiones, nosotros, como comunidades indígenas tercero interesadas, que se revocara la suspensión del acto reclamado, en virtud de que los tribunales han considerado que el proyecto hidroeléctrico significa y representa un beneficio para nuestras comunidades.

Apóyanos con tu firma, te lo agradecemos las verdaderas comunidades de los pueblos indígenas Totonaca y Náhuatl  de San Felipe Tepatlán, Xochimilco, Xochicugtla y Altica, pertenecientes al municipio de San Felipe Tepatlán y de las comunidades de Emiliano Zapata, Zoquiapa y Cuatepalcatla, del municipio de Tlapacoya, de la Región de la Sierra Norte De Puebla.