Petición Cerrada

NO AL FRACKING EN COLOMBIA PARA EXTRAER PETRÓLEO ¡ PRIMERO ESTÁ MEDIO AMBIENTE Y AGUA !

Esta petición conseguió 604 firmas


Ante el anuncio oficial del nuevo ministro de minas en Colombia Germán Arce nombrado por el gobierno ápatrida del presidente Juan Manuel Santos Calderón, ANLA la autoridad de licencias ambientales, para permitir el Fracking en Colombia para la extracción del petróleo por compañias extranjeras, invitamos a conformar el más grande movimiento de la sociedad civil para enfrentar las pretensiones de las multinacionales y nacionales de incrementar sus capitales a costa del deterioro al medio ambiente y la salud pública. Para decirle NO a estos depredadores es importante firmar y compartir está petición.

 ¿QUE ES EL FRACKING?

El Fracking o fraccionamiento hidráulico es una forma de explotación de hidrocarburos en la que  una mezcla de miles de litros de agua, arena y productos químicos es inyectada al subsuelo a alta presión con el fin de fracturar la tierra y liberar los hidrocarburos en forma de gas que están en los esquistos que son la parte más profunda de este subsuelo. Esta práctica ha sido condenada por su impacto en la salud humana que es fruto de los gases que emana, por los efectos que tiene sobre el medio ambiente que se ven, sobre todo, en las fuentes de agua que quedan contaminadas por elementos radioactivos, por contaminar la atmósfera y por alterar las placas tectónicas generando temblores.

Aunque los defensores de esta actividad han dicho que estos son mitos, el Servicio Geológico de Estados Unidos, donde más de 15 millones de personas viven a menos de un kilómetro de un lugar donde se hace fracking, encontró que el número de temblores ha pasado de 20 a 100 desde octubre de 2013 en estados como Oklahoma y Ohio debido a la reinyección del agua no reciclable en la tierra que se hace en esta actividad.

Según Emily Brodsky, física especializada en terremotos de la Universidad de Santacruz en California, la rapidez con se pierde el agua en los procesos de fracking es lo que estaría causando estos temblores.

Por sus efectos nocivos para el ambiente y la salud de los seres humanos esta actividad ya recibió una sanción en Estados Unidos que hizo que una petrolera tuviera que pagarle a una familia, los Parr en Texas, una suma millonaria debido a efectos secundarios como: hemorragias nasales y sarpullidos. Así mismo, Francia prohibió el fracking del todo, Australia está en moratoria y República Checa y Bulgaria suspendieron las actividades de explotación mientras evalúan los daños que estas puedan causar. Lo grave es que el tema no da para esperas.

El nuevo ministro de minas  Germán Arce manifestó después de su posesión del cargo estar de acuerdo con implementar el Fracking supuestamente bajo medidas de seguridad, sabemos que el daño es inevitable e irremediable a las aguas subterráneas y los residuos tóxicos que se verten para romper la roca. A pesar de esto, la reglamentación no establece medidas claras para cuidar las aguas ni para asegurar que  la explotación se hará lejos de comunidades que puedan, como la familia Parr en Texas, presentar efectos secundarios de salud.

 La preocupación está relacionada con la cantidad de miles de millones de litros de agua a presión que se usa con esta práctica para fisurar las rocas para la extracción del crudo, y que con el agua residual, es decir la que sale del proceso, contiene contaminantes peligrosos que afectan los acuíferos cercanos. Un estudio, por ejemplo, de la Universidad de Texas encontró altos niveles de arsénico en aguas subterráneas cercanos a proyectos de fraccionamiento hidráulico, otro de la Universidad de Duke encontró altos niveles de radioactividad y salinidad cerca a un sitio de vertimientos de un proyecto de shale gas en Pensilvania, y un reporte del New York Times señaló que la gran mayoría de las plantas de tratamiento de residuos no pueden remover los materiales radioactivos para cumplir las regulaciones federales de agua potable, entre otros".

¿Por qué se sigue haciendo fracking?

El diario británico The Independent  publicó Marzo de 2014 un artículo donde mostraba que esta técnica estaba logrando que  Estados Unidos produjera más barriles de petróleo que Arabia Saudita, mayor productor de petróleo en el mundo. Así mismo, reportó que la producción de gas se había aumentado a un ritmo tan acelerado que, de seguir así, podría dejar de depender de Rusia para abastecerse.

Por desgracia los funcionarios en quienes están los mecanismos para autorizar esta nociva práctica han sido empleados de estas compañías o reciben sobornos por debajo de la mesa para implementar el fracking y por supuesto inciden a favor de éstas a la hora de diseñar y aplicar políticas públicas. 

Sin embargo la sociedad civil, consciente de los grandes e irremediables impactos que representa el Fracking, para los frágiles ecosistemas tropicales, para los sistemas estructurales de las formaciones geológicas y para los sistemas de acuíferos y agua subterránea (las grandes reservas del futuro), debe organizarse y presionar, para que esta decisión que afecta a la sociedad en general, sea debatida con la participación de la sociedad en su conjunto, para erradicar dicha  práctica.
Por lo pronto nos propondremos a alertar a la sociedad sobre sus consecuencias y a iniciar un gran movimiento nacional para detener semejante esperpento. Foros informativos, redes sociales, derechos de petición, tutelas, cabildos abiertos, acciones populares, movilizaciones, debates de control político y todos los mecanismos posibles se deben activar para desmontar esta “imposición” aleve por parte de los grandes intereses económicos petroleros de las transnacionales petroleras extranjeras, o nacionales como Ecopetrol cuyo presidente Juan Carlos Echeverry apoya el fracking para la extracción de hidrocarburos.  

Muchos países ya han prohibido la técnica de fracking para extraer petróleo. República Checa, Sudáfrica, Reino Unido, Alemania, Bulgaria, Francia, República de Irlanda, Irlanda del Norte, Italia, Austria, Suiza y España, están en la lista de los países que lo han prohibido y han medido las nefastas consecuencias que trae el fracking al medio ambiente y a las comunidades que viven alrededor de estos yacimientos. Pero resulta paradójico ver como Colombia, desea incentivar esta mala práctica, mientras que en otros países del mundo ya la han abandonado por su gran impacto negativo.

http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/fracking-llego-colombia/31672

http://www.las2orillas.co/el-nuevo-ministro-de-minas-inicio-con-el-pie-izquierdo/

https://www.youtube.com/watch?v=SCd3S2RAKKc

 

 



Hoy: Oscar cuenta con tu ayuda

Oscar Rodríguez necesita tu ayuda con esta petición «@JuanManSantos: NOS AL FRACKING EN COLOMBIA PARA EXTRAER PETRÓLEO ¡ PRIMERO ESTÁ MEDIO AMBIENTE Y AGUA !». Súmate a Oscar y 603 persona que han firmado hoy.