Excluyan la calle Mártires de Alcalá de Madrid Central

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!

Jose Lasso
Jose Lasso ha firmado esta petición

El tramo de la calle Mártires de Alcalá comprendido entre las calles de la Princesa y de Santa Cruz de Marcenado queda incluido dentro del área de Madrid Central, provocando un efecto totalmente contrario al buscado con las restricciones de tráfico en esta zona, ya que:

  1. Aumenta la contaminación. Al incluir dicho tramo en Madrid Central, los vehículos que quieren acceder al barrio de Chamberí desde Princesa deben seguir un camino menos directo y más lento. El número de congestiones en el giro de la calle de la Princesa con la de Alberto Aguilera es mayor, produciéndose más atascos y por tanto un aumento de las emisiones contaminantes que precisamente se quieren evitar.
  2. Perjudica la movilidad. El tramo de Mártires de Alcalá es un atajo natural para aquellos vehículos que pretenden llegar hasta el barrio de Chamberí desde la calle de la Princesa. Descongestiona el tráfico en esta zona de la ciudad y apenas afecta a los vecinos, puesto que atraviesa unas manzanas de uso no residencial, donde se ubican el Palacio de Liria, ICAI - ICADE de la Universidad Pontificia de Comillas y la Escuela de Guerra del Ejército. El perjuicio de excluir este tramo de Madrid Central para los vecinos es, por tanto, mínimo.
  3. Penaliza con multas al conductor desorientado. En los primeros 15 días de Madrid Central el 16% de las multas se produjeron en este tramo. Al ser el camino natural para acceder desde Princesa a Alberto Aguilera y estar el acceso a la calle en una curva con poca visibilidad, muchos conductores entran en el tramo por puro desconocimiento. El tiempo habitual de recepción de una multa de esta clase es de mes y medio. En este mes y medio un conductor distraído ha podido atravesar este tramo más de media docena de veces. La recepción de una multa por cruzar una calle tan corta genera frustración y antipatía por Madrid Central, viéndose su existencia como una medida recaudatoria más en vez de como una medida beneficiosa para el conjunto de los habitantes de Madrid.

Por todo lo anterior, la decisión de mantener el tramo de la calle Mártires de Alcalá entre las calles de la Princesa y de Santa Cruz de Marcenado dentro de Madrid Central no tiene el debido fundamento geográfico y supone un perjuicio notable tanto para la movilidad como para la salud y el bolsillo de los habitantes de Madrid, por lo que el Ayuntamiento debería modificar esta configuración del área Madrid Central.