La promoción del aborto no es de 'utilidad pública'