Petición cerrada

Que el Ministerio de Salud se haga cargo del control de Juguetes Medicos y/o Sexuales

Esta petición ha conseguido 5 firmas


Nadie controla los juguetes sexuales fabricados in Argentina
Que el estado cuide NUESTRA SALUD sin DISCRIMINAR
Consultamos con diferentes entidades y ninguna se responsabiliza porque nuestros gobernadores no han designado un ENTE REGULADOR, por lo cual, queremos que nos brinden una respuesta. Como la ANMAT funciona como la FDA (USA) realizando los controles en la salud, corresponde que la persona responsable (Ministro de Salud) Designe y brinde den una respuesta concreta sobre quien es el responsable de controlar y verificar los juguetes de uso intimo.
Muchos de ellos se elaboran con Ftalatos, toxicos cancerigenos que en el 1er mundo ya se encuentran PROHIBIDOS.
La salud sexual puede seguir siendo tabu (sobre todo para la ANMAT que consideran mal visto preguntar sobre quien cuida nuestra salud sexual), lo que no puede continuar asi son los riesgos a los que el estado nos expone por no tener un organismo que los controle.
Los productos muchas veces tienen usos médicos, que pueden servir por ejemplo para recuperar la actividad sexual en mujeres después del parto, o en caso de particulares disfunciones sexuales. Eso, además de su obvio uso recreativo. Sin embargo, los vibradores y otros juguetes de índole íntima que se usan en la Argentina no tienen ningún tipo de control.
Mientras en el Ministerio de Salud nacional ratificaron que desde allí no se los controla, en el Anmat –que regula medicamentos y afines, como los propios preservativos– la mera consulta provoca reacciones hilarantes: “Nos ocupamos de la salud, no de las cosas que la gente se mete adentro”, fue el comentario del funcionario publico.
Lo cierto es que los plásticos de estos juguetes sexuales (al igual que el de los juguetes ordinarios, los destinados a los niños) pueden contener sustancias que pueden causar daños a la salud. Uno de ellos, son los denominados ftalatos, que –a la vez que colaboran con la suavidad y flexibilidad del plástico– están en la lista de sustancias cancerígenas y pueden causar daños al sistema productor de hormonas.
Como sociedad estamos en conflicto con el placer sexual y eso se puede debatir, lo que no se puede debatir es que sea una excusa para que el estado nos cuide y proteja como es debido. Queremos un organismo que nos cuide y nos proteja, es nuestro derecho.
En la unión Europea desde el año 1999 que no se permite el uso de Ftalatos para la fabricación de juguetes y otros.

Esperamos una respuesta.



Hoy: Jose cuenta con tu ayuda

Jose 84334 necesita tu ayuda con esta petición «Jorge Daniel Lemus: k». Únete a Jose y 4 personas que ya han firmado.