El Transporte público es un derecho, no un negocio privado #Moviéndonos

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


El problema del transporte público en la ciudad de Guadalajara se ha ido agravando con los años, los gobiernos han cedido a las exigencias de los concesionarios, hemos visto el precio del pasaje aumentar y la calidad de las unidades y del servicio en general empeorar. Las condiciones laborales de los choferes se mantienen precarias y hacen que estos sigan peleando por el pasaje y por los tiempos, esto les genera estrés en su trabajo lo cual afecta su salud y su forma de conducir.


Ni al Gobierno ni a los concesionarios les interesa cumplir leyes, reglamentos y normas que están para mejorar el servicio y asegurar que todas las personas (sin importar edad, condición física o lugar de residencia) puedan tener acceso al servicio de transporte público.


YA BASTA de que:

1) Las personas que vivimos en la ciudad de Guadalajara no tengamos un transporte público eficiente, accesible y económico;

2) Que a las personas que manejan los camiones no se les cumplan sus derechos laborales para tener un trabajo digno;

3) Que el gobierno no asuma su responsabilidad de lo que pasa actualmente.

El transporte público NUNCA DEBIÓ SER UN NEGOCIO, porque el transporte público ES UN SERVICIO PÚBLICO que debe brindarse garantizando seguridad y calidad.

Por eso DEMANDAMOS que:

DESAPAREZCA LA FIGURA DEL CONCESIONARIO y que sea SITEUR la figura que asuma el control del transporte público en la zona metropolitana.
Que se realicen mesas de trabajo para buscar una solución de fondo a este problema, en las que participen Aristóteles Sandoval, Mario Córdova del Instituto de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, representantes del Observatorio de Movilidad y Transporte del Estado de Jalisco, universidades, usuarios del servicio, grupos de la sociedad civil y operadores de las unidades (conductores) con la finalidad de crear las bases para el cambio de fondo que necesita urgentemente el transporte público y mejore la forma de movernos en la ciudad.
Queremos un verdadero diálogo para proponer un transporte público digno fuera del modelo de negocio, no una simulación (cómo se acostumbra) en la que se vuelva a negociar con los transportistas mientras se excluye a los más afectados por el servicio: usuarios y operadores.

Si estás de acuerdo firma y apoya esta propuesta.



Hoy: Frente Común cuenta con tu ayuda

Frente Común Usuarios y Operadores del TP necesita tu ayuda con esta petición «Jorge Aristóteles Sandoval Díaz: El Transporte público es un derecho, no un negocio privado #Moviéndonos». Súmate a Frente Común y 389 persona que han firmado hoy.