LAS “CALESAS” SÍMBOLO DE VIOLENCIA Y CRUELDAD ANIMAL

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


Si bien en la Mérida antigua las “Calesas”, que son carretas tiradas por caballos, mulas o asnos, fueron medio de transporte para los lugareños en Izamal (en aquel entonces entre de calles de tierra), hoy, muchas décadas después, y ante la evidente transformación de esta ciudad colonial en calles de asfalto y concreto, donde las temperaturas llegan a superar los 40°C, las “Calesas” sólo representan un acto cruel y violento, indigno de una ciudad hermosa y un Pueblo Mágico de México. Aún cuando la temperatura, la densidad de población, el número de vehículos, el tráfico, y con ello la contaminación, están presentes, las “calesas” siguen siendo una triste realidad, se argumenta que son una tradición y un atractivo turístico, a pesar terrible maltrato a que son sometidos decenas de équidos, animales muy inteligentes y sensibles; no obstante, existe una gran cantidad de denuncias en redes sociales cuando los visitantes mexicanos y extranjeros, siendo testigos de las condiciones a las que se enfrentan los caballos utilizados, ponen en evidencia los estragos tanto para los animales como para la imagen urbana y turística que estas carretas traen consigo.

En condiciones físicas muy malas, los equinos pasan horas formados, bajo el sol, en espera de que las “calesas” sean rentadas. Para que, una vez en marcha, deambulen entre los vehículos provocando caos vial, aunado a que los caballos son expuestos a ruidos fuertes a los que son sensibles y que pueden provocar que corran desbocados poniendo en riesgo a la sociedad. A menudo, los animales están susceptibles a enfermedades respiratorias por inhalar emisiones contaminantes, muchos presentan desnutrición, dolor en dientes, úlceras en la piel por el uso de arneses inadecuados y no quedan exentos de graves padecimientos en sus extremidades por las altas temperaturas y lo duro de las superficies en las que caminan por horas.

Estamos en un momento cumbre no sólo para el país, sino para el mundo entero, un momento que nos suplica una toma de conciencia en cuanto al respeto por la naturaleza y sin duda, el tomar acción e impulsar cambios que fomenten no sólo el respeto sino la protección hacia ella y hacia todos los animales, el respeto y el trato digno a ellos, coloca a cualquier sociedad en una posición admirable y digna de visitar por cualquier persona, nacional o extranjera.

Por lo anterior, solicitamos a las autoridades de Izamal migrar de las calesas tiradas por caballos hacia nuevas tecnologías como se ha implementado en otras ciudades, sumarse a la lista de entidades preocupadas por el respeto a la naturaleza y a la vida, convertirse en una localidad a la vanguardia que ponga el ejemplo al ser la primera, en el estado de Yucatán, en velar por el bien de todos los que en ella residen.



Hoy: Jimena cuenta con tu ayuda

Jimena Obieta necesita tu ayuda con esta petición «Jimena Obieta: LAS “CALESAS” SÍMBOLO DE VIOLENCIA Y CRUELDAD ANIMAL». Únete a Jimena y 1.987 personas que ya han firmado.