Petitioning Janet Sanz and 4 others

Ni un derribo más! Defendamos la Mula de Can Baró como espacio comunitario al Barrio

Ni público ni privado: reivindicamos un espacio comunitario en el barrio

||||| No más derribos: salvemos esta casa de la especulación inmobiliaria |||||

-------------------------------------------------------------------------

Queremos que el Xalet Mercedes se transforme en el primer proyecto de procomún del barrio

--------------------------------------------------------------------------

en català >>> aquí <<<

El Xalet Mercedes es desde 2012 el proyecto de masoveria urbana más conocido de Barcelona. En los últimos cinco años un grupo de 20 personas se ha encargado de la puesta en seguridad del espacio y su mantenimiento. Como experiencia piloto ha servido también para cohesionar una comunidad de vecinas, vecinos y personas afines que a partir de este espacio han impulsado actividades y proyectos en el entorno (+ info).

El Xalet Mercedes es también un edificio histórico del principio del siglo XX que forma parte de un núcleo no tutelado y en gran parte ya perdido de las conocidas como “casas de los periodistas”, construidas alrededor de los años 30 por la cooperativa de periodistas de La Vanguardia. A parte, se encuentra en una zona emblemática del barrio, configurando la entrada en la que era (más de lo que es en la actualidad) la rambla principal: la Avinguda Can Baró.

En los últimos años, coincidiendo con el desarrollo del proyecto de masoveria urbana (reforma a cambio de uso de la finca) ha sido escenario de una transacción opaca. La propiedad ha pasado de la antigua dueña, la sra. Mercedes Costa Risech a primera instancia a la tutoría de la Fundación Pere Mata y ahora, después de exigir el pago de las hipotecas pendientes sobre la casa, está en manos de un privado que ha manifestado el interés de rentabilizar la finca y construir sobre ella 8 pisos.

La comunidad de vecinxs que se identifica con este proyecto y con este espacio, ha intentado repetidas veces establecer contacto con la nueva propiedad para dialogar sobre la posibilidad de conservar este edificio.

A menos de una semana del fin natural del contrato, no tenemos interlocutores disponibles a negociar y, sin embargo, tenemos propuestas que podrían beneficiar a todas las partes en cuestión y preservar este espacio tan emblemático.

Nos vemos obligadxs a hacer público el caso en búsqueda de soporte para que nos escuchen y nos den la posibilidad de dialogar.

 

 

 

_____________________________

¿Qué ha pasado en esta casa?

En el 1998, la antigua propietaria del inmueble empieza a contraer préstamos privados con caducidad anual y al 20% de interés con un privado. No se sabe cómo fueron pactados los acuerdos y si este préstamo inicial (de aproximadamente de 40.000€) había sido realmente pagado en efectivo por parte de la prestamista o si servía para liquidar otra deuda anterior de la antigua propietaria.

La cuestión es que a partir de ahí, de dos años en dos años y hasta el 2010, se van sumando hipotecas entre la sra. Costa Risech y estas dos personas. Las señora Risech contrae nuevas hipotecas para pagar los intereses que se derivan del primer préstamo y que, posiblemente, no le hayan sido jamás entregadas en efectivo. Esto resultó en 10 préstamos sucesivos que hipotecaron la casa por un valor superior a los 500.000€.

Cuando la fundación Pere Mata quiso averiguar la situación del inmueble, pusimos a disposición los papeles que custodiamos sobre las hipotecas. Como tutores legales y velando por los intereses de la antigua propietaria, hubiesen podido tomar partido en el caso y denunciar una práctica al límite de la legalidad.

¿Cómo se puede prestar dinero a una persona que no es solvente? ¿Era realmente consciente la sra. Costa de las hipotecas a las que daba su consentimiento? Y ¿cómo es posible que sean legales nuevas hipotecas para pagar intereses de una hipoteca nunca extinguida?

Todas estas dudas siempre han encontrado la misma opinión de lxs legistas que han ido conociendo el caso: estas hipotecas representan una práctica muy extendida de usura que finalizaba con la obtención del  bien inmueble con la mínima inversión económica por parte de lxs prestamistas.

La fundación, única entidad en la situación de tomar medidas en tutela de la sra. Risech hizo poco o no lo suficiente. Así que el proceso siguió en 2014 en una subasta que terminó desierta y que decretó el traspaso de la propiedad por adjudicación judicial a lxs prestamistas.

A partir de este momento, lxs nuevos dueñxs, presionan para obtener el desalojo de la casa. Finalmente, en noviembre 2016 se pacta el respeto del contrato de Masoveria Urbana contraído en 2012 a cambio del compromiso de liberar la finca el 5 de julio de 2017.

______________________

¿Volvemos a empezar?

Sabemos que si esta casa se abandona y se cierra no durará mucho tiempo de pie. Ya hemos vivido muchos derribos de edificios históricos en este barrio, que deberían ser patrimonio común y muchos son en la actualidad solares desiertos. ¿De verdad vale la pena tirar al suelo? ¿No hay proyectos mejores para estos edificios?

Además otra vez estamos delante del caso en que la vivienda no es tratada como un bien de uso. Otra vez se mercantiliza y esto también repercute en nuestros alquileres, en nuestros barrios – además del daño irreversible a nuestro paisaje urbano.

No hemos dejado todavía de hablar de la crisis a la que ha llevado la burbuja especulativa y el desenfrenado sector de la edilicia y ya estamos aquí de vuelta a lo mismo. Esta vez puede ser con implicaciones mucho peores, como por ejemplo el aliciente del turismo, que parece una fuente infinita de dinero.

Es otra vez derribar, volver a construir y sacar fuerza y legitimidad a todas aquellas iniciativas que no encajan en el modelo económico dominante.

 

_______________________________

Con todos los lugares que hay…

Hay muchos otros lugares en este mismo entorno en que encajarían perfectamente nuevas viviendas. Hay necesidades de vivienda y todxs la reclamamos. Pero al mismo tiempo hay muchos solares, a su tiempo objeto de especulación, vacíos y parados.

 ¿Puede por una vez ser la mirada del provecho inmobiliario que se aleje a otro lugar y no la comunidad que usa y vive este espacio a tener que desplazarse?

 

_______________

¿Hay derecho?

La propiedad privada es ley. Pero existe también un derecho de la ciudadanía de poder decidir cómo se configura su entorno y que esta decisión no esté siempre en las manos de los privados o direccionada desde arriba.

Y hay también muchos otros derechos, como el de acceso a la vivienda, a espacios comunitarios, el derecho emergente a la ciudad y a otros modelos de vida que todavía no están configurados y tutelados. ¿Por qué destruirlos antes de que puedan prosperar?

 

 _______________

¿Qué queremos?

No se trata de salvar a una vivienda. El proyecto de vivienda en régimen de masoveria caducará con el contrato el próximo 5 de julio. Queremos salvar este espacio, rehabilitar y preservar  esta finca más allá de lo que hemos podido hacer en estos años.

Creemos que hay un beneficio común y que este puede surgir del encuentro de todas las partes. Queremos dialogar, que nos escuchen y que, por una vez, se puedan instaurar dinámicas constructivas entre los intereses privados, los públicos y los comunes.

 

This petition will be delivered to:
  • Institut municipal del Paisatge Urbà i la Qualitat de Vida
  • Daniel Mòdol Deltell

Defensem la M.U.L.A. de Can Baró No más derribos started this petition with a single signature, and now has 618 supporters. Start a petition today to change something you care about.




The only way Janet Sanz will listen

Every signature matters and makes the petition more powerful. Add your name today and help us win.