Incluyan a la comunidad LGBTIQ en el Plan Nacional de Desarrollo

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,500!


Mi nombre es Martina Bachmann, soy una mujer transgénero y me siento muy orgullosa de ello. He sido afortunada por que a mis 47 años no he sido víctima de agresiones graves ni mucho menos violentas. Esto, además, me hace un caso atípico. El promedio de vida de mis hermanas es de 35 años. ¿Por qué? Porque la sociedad solo ve en nosotras marginalidad, violencia, pornografía y prostitución, potenciando la transfobia y con ella la violencia. Violencia por querer ser nosotras mismas.

Lo que no comprenden muchos, es que somos más que eso. Somos mujeres empoderadas, que quieren ser ellas mismas, sin ofender a nadie, sin pasar por encima de nadie. Solo queremos vivir nuestra intimidad, nuestra forma forma de ver el mundo, nuestra felicidad.

Lamentablemente, bien sea por falta de información o por miedo, no entienden que la decisión de mostrarnos al mundo, tal y como somos, a pesar de los riesgos sociales, emocionales, familiares e incluso de salud, NO es un capricho o una construcción mágica que ocurrió de un día para otro. Por eso, ante la incomprensión y la falta de empatía surge el miedo, el odio y la discriminación.

Lo más preocupante es cuando estos sentimientos y acciones provienen de nuestros gobernantes, aquellos que han sido elegidos para velar por un país más justo y equitativo, sin importar la etnia, la raza, la religión, el género o la condición sexual. Muchos olvidan que sus sesgos morales y religiosos no deberían tener cabida en su desempeño como funcionario público. Lo olvidan a tal punto que querer borrar completamente a la comunidad LGBTIQ del Plan Nacional de Desarrollo, bajo la excusa de proteger a muchos otros colombianos de lo que nuestra comunidad representa.

Como si ser gay, lesbiana, bisexual o transgénero significara una amenaza directa a la sociedad y a sus puestos de poder. Como si reconocer la diferencia y nuestra existencia fuera un pecado mortal.

Pues bien, solo les diremos que lo único que buscamos es proteger a muchos de nosotros que están solos, a los miles a los que les duele vivir en una sociedad que los rechaza, que les dice que no encajan, a los miles que están en riesgo de morir por suicidio o por actos de odio y violencia. Buscamos un país más equitativo, igualitario e incluyente. Buscamos que el estado cumpla con su labor y nos proteja.

Por eso, Presidente Duque le exigimos que NO elimine a la comunidad LGBTIQ del Plan Nacional de Desarrollo. Si verdaderamente le interesa pasar a la historia como un gobernante joven y pluricultural, no se preste para juegos morales que parecen sacados de la edad media.

Nosotros también somos parte de la evolución humana.

Firma y comparte esta petición para exigir un #PNDIncluyente.


Martina Bachmann

Abril, 2019