Colombiano necesitamos tu apoyo #CrisisEmpleosAviación

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Las aerolíneas que operan en Colombia se encuentran en gran peligro de desaparecer dejando a millones de personas y familias sin empleo, porque no solo son los empleos que generan directamente las aerolíneas sino también de todos los que laboran en los cientos de proveedores que forman el complejo engranaje que se cumple para llevar los pasajeros a sus destinos, ya sea por turismo, negocios o simplemente para reunir familias en lugares lejanos o de difícil acceso por múltiples motivos personales.
Esto encarecería el acceso a un tiquete a gran parte de la población debido al incremento en las tarifas.

Históricamente en Colombia, ha sido el medio aeronáutico el que ha permitido la conectividad de los pueblos, no solo porque habitamos un país con territorios geográficamente de difícil acceso sino porque ha acompañado su gente en momentos de violencia y calamidades, manteniendo precios cada vez más asequibles permitiendo a su vez el crecimiento económico y de una cultura social que ha llevado al país al punto en que estaba en el momento anterior al inicio de la pandemia. De hecho, el transporte aéreo ha sido catalogado por el estado no solo como un BIEN PÚBLICO sino también como generador de empleo de grandes, medianas y pequeñas empresas.

Las aerolíneas y los aeropuertos han estado, al igual que todas las demás actividades humanas en el mundo, adaptándose con protocolos sanitarios para operar dentro de límites que ofrecen seguridad al viajero de no ser contagiado ni antes, ni durante, ni después de la utilización del medio aéreo.
El modo de recirculación del aire dentro de las cabinas de los aviones garantiza que no es medio de contagio, ya que es renovado de tres a cinco minutos en promedio con la utilización de filtros que inclusive, en muchos diseños, son los mismos utilizados en los quirófanos y salas blancas hospitalarias donde son esterilizados los equipos médicos.
Se procederá de acuerdo a los modelos de operación establecidos en países que ya lo hacen, como distanciamiento social, dejando sillas vacías entre pasajeros, tapabocas, guantes, desinfección de las cabinas entre vuelos y trajes especiales para el personal de servicio.

Desde que la operación aérea se detuvo, las aerolíneas están percibiendo 0 (cero) ingresos, llevándolas a un momento actual de crisis económica que las hace inviables.
Solicitamos que el gobierno nacional no solo autorice y agilice el inicio gradual de la operación aérea sino que también dé un salvavidas económico al medio aeronáutico otorgando créditos que permitan sobrevivir a la insolvencia, a la parálisis total y a la quiebra.

Apóyanos con tu firma y compartiendo esta publicación.