Petición cerrada

NO A LA LEGALIZACIÓN DE LOS IMPACTOS DE LA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA

Esta petición ha conseguido 468 firmas


Desde el inicio de la energía nuclear, se ha denunciado que el funcionamiento cotidiano de los reactores emite contaminación radiactiva que perjudica la salud de las personas y de todos los seres vivos.

La respuesta de la industria nuclear y sus seguidores a estas denuncias siempre ha sido la misma: que las emisiones de «bajas dosis» de radiación eran inofensivas, y que estábamos generando una alarma social injustificada e irresponsable. Se han impulsado diversos estudios para intentar «demostrar» que no había relación entre la energía atómica y el aumento de enfermedades, especialmente cánceres.

El pasado 29 de noviembre de 2016, en Cataluña, el gobierno del PDECAT y ERC, aprobó un Proyecto de Ley de medidas fiscales, que incluía la creación de un «impuesto» sobre el riesgo medioambiental de la producción, manipulación y transporte, custodia y emisión de elementos radiotóxicos.

Este Proyecto de Ley reconoce que la «dispersión de elementos radiotóxicos genera un importante riesgo medioambiental y para las personas, (...)», y declara que quieren cobrar un "impuesto" por las «emisiones rutinarias (...) que se producen en la operación normal de un reactor termonuclear».

Reconocer que la contaminación radioactiva tiene un impacto sobre la salud es un paso adelante; poner un impuesto por ello es darlo en la dirección equivocada.

No aceptamos que una actividad considerada un peligro para las personas se regule con un «impuesto» que permitirá a las compañías propietarias de los reactores nucleares seguir contaminando con radiación sin tener en cuenta nuestra salud. Un “impuesto” que tiene el efecto perverso de que a mayor contaminación radioactiva más ingresos para el gobierno, y más tranquilidad para las compañías que la generan; compañías que pueden recuperar la cuantía del impuesto con un incremento de tarifas, con lo que sería la ciudadanía quien terminaría pagando el derecho de estas compañías a envenenar el entorno con radiactividad.

Aunque este proyecto de Ley, se ha redactado para los reactores de Ascó y Vandellós, tiene implicaciones para los de Almaraz (Extremadura), Trillo (Castilla la Mancha), Cofrentes (Valencia), y para Garoña (Castilla León). Todos suponen una amenaza independientemente de donde estén.

Lo que debe hacer un gobierno escogido para representar los intereses de la sociedad, es suprimir esta fuente de enfermedad y sufrimiento, no renovando los permisos a los reactores nucleares cuando finalicen los que tienen ahora.

Más información en http://sirenovablesnuclearno.org/nuclear/nuclearradiacions.html#cast



Hoy: Jose Ángel cuenta con tu ayuda

Jose Ángel Hernández Arias necesita tu ayuda con esta petición «Isabel García Tejerina. Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente: NO A LA LEGALIZACIÓN DE LOS IMPACTOS DE LA CONTAMINACIÓN RADIACTIVA». Únete a Jose Ángel y 467 personas que ya han firmado.