Parque Villa Dolores: queremos su reapertura a la brevedad.

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 100!


 

Los abajo firmantes, vecinas y vecinos, comerciantes, amigas y amigos del Jardín Zoológico “Villa Dolores”, nos presentamos a Ud. a efectos de solicitar la reapertura de dicho paseo.

Esta solicitud se lleva adelante ante la necesidad de recuperar para el barrio y toda la ciudadanía este espacio VERDE y SEGURO que se encuentra en el corazón de un barrio edificado y muy agobiado por la circulación de toda clase de vehículos.

Sabedores de la situación actual de las reformas que se planearon y viendo que no hay avances en las mismas, pedimos su intervención para que a la brevedad podamos volver a disfrutar del paseo más popular y visitado de nuestra ciudad.

NOTA A LA OPINIÓN PÚBLICA: "VILLA DOLORES AYER Y HOY"

Desde 1919 Montevideo cuenta con un paseo abierto: Parque Jardín Botánico y Zoológico Doña Dolores Pereira de Rosell, el cual fue donado por la familia Pereira-Rosell y consta de una reserva botánica y zoológica, en un espacio verde de siete hectáreas. Originariamente fue diseñado en derredor del Arroyo de los Pocitos, cuenta con lagunas y recorridos naturales que incorporan construcciones arquitectónicas de época: la Administración o Sala de los Espejos, casas, establos, estatuas, pilastras y mayólicas embellecen el paseo siendo en su conjunto un verdadero activo patrimonial de la ciudadanía montevideana. Villa Dolores cuenta con una variedad botánica compuesta por ejemplares de flora autóctona y exótica que se exhiben con toda su simetría natural, algunos de las cuales, por ser centenarias, son consideradas Patrimonio Vegetal y pueden admirarse con detenimiento en un entorno natural.

Recibe por año entre ochocientas mil  y un millón de visitas. Además de convocar familias, es un espacio de referencia para la educación ambiental, la investigación, la conservación y la reproducción de especies en peligro de extinción.

Determinadas decisiones administrativas y políticas lo mantiene cerrado al público desde el 2014 con 500 animales adentro, sin realojos significativos (solo 6 animales pequeños en 2 años) y con un costo mensual que supera los USD 100.000, sin que esto vuelva a la población ni como paseo, ni como lugar educativo, ni como centro de investigación científica.

El Parque pertenece a la ciudadanía y pesa sobre las autoridades el deber de bien administrarlo y conservarlo tanto para la presente generación como para las venideras. A más de 28 meses de su cierre no solo no se han registrado obras significativas para su reestructura sino que, por la vía de no adjudicar recursos, se ha permitido caer en el abandono no realizándose siquiera tareas básicas de mantenimiento como pintura, caminería, retiro de podas o escombros de estructuras demolidas.  

Con Villa Dolores cerrado, hemos perdido nuestro paseo más popular; perdieron los escolares y estudiantes un espacio de formación e intercambio con profesionales y funcionarios de destacada trayectoria; perdieron las organizaciones animalistas, las que se retiraron de la escena sin poder ser garantes del actual estado de conservación de los animales; perdieron los funcionarios que sin la alegría de las visitas y sin un proyecto concreto padecen de falta de objetivos y desafíos; perdieron las autoridades que no cumplen con el deber de conservar y acrecentar el patrimonio de montevideanas y montevideanos.

¿QUÉ NOS PROPONEMOS?

Villa Dolores debe continuar educando hacia la incorporación de conductas cotidianas de respeto a la vida y protección del  medio ambiente a través de planes educativos desarrollados por cuerpos docentes de Educación Primaria, Secundaria y Universitaria, destinados tanto a visitantes como al enriquecimiento de programas curriculares formales.

Villa Dolores puede albergar animales de pequeño y mediano porte, que encuentren en el parque un hábitat acorde a su comportamiento y necesidades vitales. Existe un total acuerdo en que no se quieren animales enjaulados, ni grandes ni pequeños y en adaptar progresivamente el parque manteniendo aquellas especies que puedan vivir con la mayor libertad posible en contacto o cercanía con los visitantes.

Especies extinguidas en libertad y especies en vías de extinción encuentran en lugares como Villa Dolores espacios donde científicos, investigadores y veterinarios estimulan la reproducción, estudian comportamientos, patologías, nutrición, genética y desarrollan estrategias para la conservación de estas especies vulnerables o extinguidas.

Los montevideanos podemos abrir Villa Dolores, recuperar el paseo, el centro educativo, el lugar de conservación, el centro de investigación y de reproducción. Pintura, levantado de poda y bacheo de caminería son tareas cotidianas para nuestra comuna que permitirían la reapertura inmediata.

La incorporación de cuerpos docentes para acordar un plan progresivo de selección de especies y realojos es la instancia inmediata que permitirá adaptar el Parque a parámetros de convivencia queridos por todos.

Villa Dolores es un jardín en el corazón de nuestros barrios, reabrirlo es nuestra misión para el disfrute de uruguayas y uruguayos.

 



Hoy: Paseo cuenta con tu ayuda

Paseo Villa Dolores necesita tu ayuda con esta petición «Intendente de Montevideo Daniel Martínez. Parque Villa Dolores: queremos su reapertura a la brevedad.». Súmate a Paseo y 92 persona que han firmado hoy.