REBAJA EN LOS IMPUESTOS MUNICIPALES DE SAN FERNANDO PBA

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 2,500!


Hago este pedido simplemente como hija... y en representación de tanto otros hijos de vecinos de San Fernando.
Veo el sufrimiento y la angustia de mis padres y de tantos otros para hacer frente a gastos insoportables que se han agravado en tiempos de pandemia. La municipalidad cobra impuestos que son imposibles de pagar y según me cuentan, mucho más caros que los de municipios vecinos y tal vez los más caros de Argentina. Cualquier casa paga de impuesto municipal, seis, siete u ocho mil pesos mensuales. También un auto que ya tiene sus años, o una moto, pueden pagan el triple o más de impuesto municipal que en Tigre o San Isidro.
Es por esto que como Vecinos de San Fernando solicitamos que por favor
El Intendente Municipal y los concejales nos rebajen un 70% los impuestos municipales, al menos hasta que pase esta situación crítica de pandemia y cuarentena.
Hace años que el Municipio de San Fernando cobra impuestos altísimos, lo que hace suponer que cuenta con los ahorros necesarios para casos de emergencia y este sin duda lo es. Ya no podíamos pagarlos antes, menos ahora con la pandemia.
También una moratoria para los que no han podido pagar antes y los que se tengan que sumar ahora por la pandemia. No es justo que una situación general desfavorable y una conducta abusiva de las autoridades pongan en peligro el hogar familiar y la salud mental de nuestros padres.
Por último necesito contarles mi historia:
Soy María Cecilia Merelle, tengo 30 años. Desde los 16 años sufro una enfermedad crónica, atravesé dos operaciones de cabeza pero la enfermedad sigue. Les cuento esto porque tener una enfermedad crónica conlleva remedios, intervenciones quirúrgicas, como también la ayuda de los demás porque aunque uno quiera llevarlo solo, no se puede. Todo este problema viene además acompañado de gastos.
Todavía hoy estando mejor de salud y teniendo mi trabajo, vivo en la casa de mis padres. Mi realidad hace que deba estar acompañada.
Mis papás compraron con mucho sacrificio esta propiedad cuando mis hermanos y yo éramos muy chicos y la economía familiar iba mejor. Mi papá es ingeniero, y aún hoy siendo mayor debe trabajar muchas horas al día. Mis hermanos hicieron sus vidas y sólo yo quede en mi casa .
Como hija sufro que mis padres con 73 años, tengan que trabajar tanto porque de lo contrario no llegan a pagar nuestros gastos básicos.
Yo no pido que se nos regale nada, solamente que se tenga en cuenta a personas como mis padres, trabajadores y honestos a los que cada día les cuesta más llegar a fin de mes por gastos como el impuesto municipal que no son razonables.
VAMOS TODOS POR SAN FERNANDO