Petición cerrada

Instauración de una monarquía parlamentaria en Chile bajo Juan Guillermo I de Cerda

Esta petición ha conseguido 279 firmas


La instauración de una monarquía parlamentaria en Chile, como monarca a Juan Guillermo I de Cerda como jefe simbólico de la nación, y como sus sucesores a sus descendientes que cumplan con los requisitos establecido en conjunto de el y el Congreso. 

La eliminación del Congreso y la instauración de un parlamento, que gobernara el país debido al poder puramente simbólico del monarca. El jefe de gobierno del país sería el líder del partido o coalición política con mas escaños en el Parlamento. Este recibiría el título de Primer Ministro, Canciller o Presidente de Gobierno. 

Nuestras razones: 

1. Un sistema parlamentario tendría varias ventajas frente al presidencial. La más obvia sería un poder mas restringido. Un recambio más fácil, ya que el jefe de gobierno no tendría restricción de tiempo, estando cuanto tiempo la ciudadanía considere correcto. En caso de gran crisis social, los representantes en el Parlamento y la ciudadanía misma a través de protestas, podría provocar elecciones, en las que se podría deponer al jefe de gobierno y fuerza política responsables del descontento. En cambio en el sistema presidencial, el presidente esta obligado a cumplir cierto mandato, y dentro de este tiene los poderes de veto y leyes ejecutivas, esto provoca que haya mucho más poder en un solo individuo. En el sistema parlamentario el poder esta dividido en varias personas e instituciones, siendo de estas la más poderosa el Parlamento, en obligación de escuchar a la ciudadanía, estando esta en obligación de hacerse escuchar.

2. La monarquía es un elemento de identidad y permanencia en el ambiente cíclico de las repúblicas, sirviendo como símbolo de estabilidad y del electorado. 

3. La monarquía no estaría atada a ningún grupo político, siendo un elemento neutral en el gobierno.

4. La monarquía serviría como protector del republicanismo en tiempos de inestabilidad política y social, como líder político y militar del país.

5. La monarquía no estaría atada a ningún grupo político. 

6. La monarquía evita el atornilla-miento político y mantiene las instituciones intactas ante intentos de adueña-miento por parte de un individuo o grupo. 

7. La monarquía serviría como un diplomático permanente, símbolo del país y sus tradiciones en el extranjero. 

8. La figura del monarca trasciende a la de cualquier otra institución y se convertiría en un baluarte nacional.

9. La monarquía sería un recuperador y restablecedor de relaciones, en tiempos en las que las relaciones entre diversos grupos o individuos se vuelven tensas en demasía. 

10. La formación del heredero desde su nacimiento lo hace un líder o representante calificado.

11. El monarca servirá como un símbolo del gobierno en cercanía con la nación.

12. La monarquía evitaría la subida al poder de grupos extremistas.

13. En un país tan diverso culturalmente como el nuestro, la monarquía es un símbolo de unidad muy importante, un monarca para todos los chilenos.

14. La monarquía no tiene que tener un coste inmenso. Por ejemplo, de acuerdo a distintas fuentes, la primera familia de Estados Unidos es mucho más cara que la familia real del Reino Unido, o el presidente de Italia es de coste mayor que la familia real de España, siendo ambos puestos simbólicos.

15. La monarquía tendría un prestigio muy importante, al lado del de otras instituciones, que muchas veces se ve cuestionada, con la monarquía obligada a tener un perfil sano debido a la fragilidad de su existencia, con varios grupos republicanos.

 



Hoy: Benjamín cuenta con tu ayuda

Benjamín Cerda necesita tu ayuda con esta petición «Instauración de una monarquía parlamentaria en Chile bajo Juan Guillermo I de Cerda». Únete a Benjamín y 278 personas que ya han firmado.