Petition Closed
Petitioning Directora de Marketing Imaginarium, Natalia Chueca

Imaginarium: dejen de usar estereotipos sexistas en sus catálogos de juguetes


La tienda de juguetes Imaginarium presume de preocuparse por la transmisión de valores y la responsabilidad social. Pero mientras tanto desde sus catálogos contribuyen a perpetuar en nuestra sociedad roles de género discriminatorios entre niños y niñas.

Desde que nació mi hijo me hice del club de Imaginarium, porque es una marca nacional y moderna que parecía tener juguetes innovadores. Desde entonces recibo un catálogo por temporada y en cada uno de ellos encuentro los mismos estereotipos sexistas que no quiero transmitir a mi hijo. Concretamente, en el último catálogo de Navidad encontré las siguientes escenas:

- Sólo aparecían chicos conduciendo coches y lo único que conducían las chicas eran bicis rosas.

- las páginas rosas dirigidas a niñas estaban llenas de elementos relacionados con el cuidado de la familia (planchas, máquinas de coser y bebés que cuidar) sin rastro de niños en esa páginas.                        

- si salían niños cocinando vestían trajes de cocineros profesionales, mientras que las niñas aparecían cocinando vestidas de calle, como amas de casa inactivas. 

- los disfraces de las niñas eran de enfermeras mientras que los de niño eran de médico. 

- y un largo etcétera de tópicos que no ayudan a romper con los estereotipos sexistas. 

Por eso me decidí a escribir una carta de reclamación a Imaginarium para que reflexionara sobre la importancia de estas imágenes en la socialización de los niños que leen su catálogo de Navidad. 

La respuesta de la marca llegó a los pocos días: me dijeron que sus productos responden a las demandas de un público más “tradicional”.

En mi opinión el sexismo en esta publicidad dirigida a niños es profundamente perjudicial, ya que no sólo limita la capacidad de escoger de los niños/as, sino que perpetúa los roles sexistas de mujer ama de casa y hombre activo fuera de casa y poco colaborador en el cuidado de la familia. Una empresa que se jacta de contribuir al desarrollo pedagógico de niños y niñas nunca debería promover algo así.

Démosle una oportunidad a las niñas para que dejen de vestir todas de rosa, para que quieran ser mecánicas, pilotos, cocineras, médicos o incluso amas de casa si así lo desean de verdad. Y démosle una oportunidad a los niños para que descubran lo maravilloso de jugar con muñecos, de cuidar a los demás, y de llevar bicis rosas si les gusta ese color.

Firma esta petición dirigida a Imaginarium y pídeles que modifiquen las imágenes para sus próximos catálogos  o al menos que se comprometan públicamente a cambiar el de las próximas fiestas.

Para la próxima Navidad, que cada niño decida con qué quiere jugar. 

¡El rosa es de tod@s! ¡Los coches y las muñecas también!

 

Letter to
Directora de Marketing Imaginarium, Natalia Chueca
La tienda de juguetes Imaginarium presume de preocuparse por la transmisión de valores y la responsabilidad social. Pero mientras tanto desde sus catálogos contribuyen a perpetuar en nuestra sociedad roles de género discriminatorios entre niños y niñas.

En el último catálogo de Navidad se encuentran la siguientes escenas:

· Sólo aparecían chicos conduciendo coches y lo único que conducían las chicas eran bicis rosas.

· las páginas rosas dirigidas a niñas estaban llenas de elementos relacionados con el cuidado de la familia (planchas, máquinas de coser y bebés que cuidar) sin rastro de niños en esa páginas.

· si salían niños cocinando vestían trajes de cocineros profesionales, mientras que las niñas aparecían cocinando vestidas de calle, como amas de casa inactivas.

· los disfraces de las niñas eran de enfermeras mientras que los de niño eran de médico.

· y un largo etcétera de tópicos que no ayudan a romper con los estereotipos sexistas.

Démosle una oportunidad a las niñas para que dejen de vestir todas de rosa, para que quieran ser mecánicas, pilotos, cocineras, médicos o incluso amas de casa si así lo desean de verdad. Y démosle una oportunidad a los niños para que descubran lo maravilloso de jugar con muñecos, de cuidar a los demás, y de llevar bicis rosas si les gusta ese color.

A través de esta petición, pido que modifiquen las imágenes para sus próximos catálogos o al menos que se comprometan públicamente a cambiar el de las próximas fiestas.

Para la próxima Navidad, que cada niño decida con qué quiere jugar.