Victoria confirmada

Hagan que de una vez por todas Marta García, mi mamá deje de pudrirse en una cama de hospital para que reciba el tratamiento que para el ACV que ella sufrió.

¡Esta petición alcanzó el cambio con 1,123 firmas!


Mi mamá, Marta Graciela García de 61 años de edad,  el 24 de noviembre del 2014 sufrió un ACV isquémico de tronco estando internada en el Hospital Italiano Garibaldi de la ciudad de Rosario. Estuvo en terapia intensiva al borde de la muerte por su ACV y por el agravante de su delicado estado respiratorio (por el cual debieron realizarle una traqueotomía estando en terapia) hasta el 23 de diciembre. 

Desde ese día fue transferida de la unidad de terapia intensiva de dicho hospital a una habitación común en vez de ir a una terapia intermedia ya que el hospital no cuenta con dicha unidad, pero tampoco procuraron en que tenga la asistencia médica y de enfermería que su condición requiere, por lo tanto yo desde esa fecha paso 20 horas por día haciendo las tareas de aspiración de secreciones, de curaciones e higiene que la delicada condición de mi mamá requiere ya que en el piso donde esta internada solo hay 2 enfermeros por turno para cerca de 20 personas. 

Agravando esta situación, jamas tuvo la visita de los neurólogos Nestor Renzzi y/o Diego Renzzi (padre e hijo) desde el 23 de noviembre al menos. Tuve que pedirle a un médico clínico que me de una orden para la resonancia necesaria para conocer certeramente el cuadro neurológico de mi madre ya que los neurólogos antes mencionados jamas dieron la cara, y a pesar de contar ya con ese estudio inclusive siguen negándose a evaluar el estado de mi madre.

Como ella esta internada en un hospital privado no puedo pedir llevarla a otro hospital que se haga cargo de la situación. Ya intente hablar con el director médico del hospital Fabián Diez pero jamas quiso recibirme ni contesto la carta documento que le envié, también quise hablar con los neurólogos pero me cerraron la puerta en la cara, y desde la Mutual de Empleados Públicos Segunda Circunscripción a cargo del señor Rubén Chá que presta el servicio a mi madre dicen no poder hacer nada.

Ella esta declarada discapacitada total desde febrero de este año y se pide que se le realice urgentemente REHABILITACIÓN en la complejidad que su condición requiere, por lo tanto NECESITA URGENTEMENTE un diagnostico certero que indique posibilidades de recuperación para poder trasladarla a algún centro neurológico acorde a sus posibilidades de progreso. 

Teniendo en cuenta que este centro debe tener un costo mas elevado que la internación en habitación común parece que mi mamá y yo somos victimas de un pacto de silencio en el que los médicos y directivos nombrados estarían concienzudamente implicados, a la espera del fallecimiento de mi madre por el avance del deterioro físico que esta sufriendo al estar en estado de estupor profundo/coma vigil desde el 24 de noviembre hasta la fecha además de las otras complicaciones físicas derivadas de su estado neurológico.

A todas estas personas se las intimo y denunció para que den respuestas pero jamas obtuve una.

Yo NO PIDO nada que no corresponda, ni dinero, ni milagros, simplemente pido que mi madre reciba la atención médica pertinente a su estado ya que el único futuro que mi mamá tiene de seguir así es MORIR.



Hoy: Rodrigo cuenta con tu ayuda

Rodrigo Navarrete García necesita tu ayuda con esta petición «Hospital Italiano Garibaldi de Rosario, Mutual Empleados Públicos y Ministerio de Salud: No dejen morir a mi mamá sin la atención neurológica que necesita, ella sufrió un ACV que casi la mata pero ningún neurólogo del hospital quiere verla». Unite a Rodrigo y 1,122 personas que firmaron hoy.