Pedido humanitario para Juan Angel Napout

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 15.000!


Si no le permiten prisión domiciliaria a Juan Angel Napout, corre riesgo de morir.

La familia y amigos de Juan Angel pedimos tu apoyo. Por favor ayudanos a proteger su vida.

"En las cárceles donde hay sobrepoblación, se corre el peligro de que esta pandemia termine en una grave calamidad. Oremos juntos por los responsables, por quienes deben tomar decisiones, para que encuentren un modo justo y creativo de resolver este problema." Papa Francisco

Si el virus entra a la cárcel donde se encuentra Juan, su contagio es INMINENTE y no tendrá acceso a los servicios de salud adecuados. Estados Unidos es el país con las peores estadísticas mundiales de contagio y peor pronóstico de muertes. Murieron mas paraguayos por COVID-19 que en Paraguay a la fecha y ya se registran casos de muertes en prisiones americanas.

Las personas adultas necesitan aislamiento TOTAL para EVITAR el contagio; la PREVENCIÓN es lo único seguro para ellos. Dejarlo ahí, es privarle de su derecho a proteger su vida.

El gobierno americano ya esta aplicando medidas para que las personas en riesgo puedan ir a prisión domiciliaria. De hecho, una gran cantidad de presos ya fueron beneficiados con esta medida.

Pedimos la prisión domiciliaria para Juan Angel amparados en las siguientes razones:

1. Jose Maria Marín, expresidente de la CBF y miembro de varias comisiones permanentes de FIFA durante casi 4 años, condenado dentro de la misma causa, y a quien le habían encontrado culpable incluso por más del doble de delitos que Juan Angel, ya fue beneficiado con esta medida y hoy guarda reclusión en su hogar.

2. Juan Angel cumple 62 años en mayo; según las estadísticas médicas es un individuo de alto riesgo en caso de contraer Covid-19.     

3. No representa peligro para la sociedad. 

4. Ha cumplido 28 meses de su sentencia con un comportamiento excepcional, sin sanciones disciplinarias en su contra.

5. Ha pagado todas las multas que le fueron impuestas, honorarios y costas, más la restitución al gobierno de los E.E.U.U.

6. Tiene a disposición hospedaje en Miami, FL, donde puede ser restringido de movilidad ambulatoria, y sometido a controles policiales.

7. No será una carga para la sociedad ya que su familia se hará cargo de pagar sus gastos de vida. 

Por todo ello, consideramos razonable el pedido que se realiza, atendiendo además que, con su exclusión del régimen de prisión, no sólo liberaría espacio en el establecimiento correccional, sino que también se reduciría la posibilidad de transmisión del virus, y con ello, la de poner en riesgo su vida y de los demás condenados; y, por último, se eliminaría la carga financiera de su cuidado y manutención al contribuyente estadounidense.

Su liberación compasiva temporal es un acto de respeto a la vida.