Modificación del artículo 58 del Código de Faltas de la provincia de Mendoza

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 100!


Solicitamos la modificación o derogación del artículo 58 del Código de Faltas de la Provincia de Mendoza (Ley 9.099), que prohíbe lavar vehìculos en la vía pública. Criminalizando así la pobreza, impidiendo que quienes no tienen otros medios para ganarse los recursos mínimos necesarios para subsistir puedan hacerlo HONESTAMENTE. No sólo obstaculiza el derecho a trabajar libremente sino que también lo sanciona con pena de multa o prisión. Norma IRRACIONAL Y ARBITRARIA. Difícilmente podrá pagar una multa una persona a quien se le impide trabajar.

Además, no se observa cuál es el interés jurídicamente protegido, cuando es el mismo propietario del vehículo el que acepta voluntariamente dicha actividad.

Por ende, la norma viola el art 19 de la Constitución Nacional que expresa: "Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados." Además, el art 14 de nuestra Carta Magna protege el derecho a trabajar. Por ende el art 58 del Código de Faltas de la provincia de Mza, es INCONSTITUCIONAL Y CARENTE DE SENTIDO COMÚN. 

Si bien es cierto que ningún derecho es absoluto y deben ser reglamentados, pero esta reglamentación debe ser RACIONAL, de manera tal que no obstaculice el ejercicio de los derechos y grantias reconocidos por nuestra Constitución y, en general, por todo el plexo normativo que rige en nuestro país.

Ante la FALTA TRABAJO Y OPORTUNIDADES que siempre aquejan nuestra sociedad,  NO PODEMOS CONDENAR A QUIÉNES de manera precaria y dentro de las pocas posibilidades que tienen, realizan una actividad lícita SIN CAUSAR DAÑOS NI MOLESTIAS A TERCEROS. 

Inclusive se viola derechos humanos esenciales como es poder alimentar, vestir, educar a su familia con el producido de dicha actividad.

NO PODEMOS CONDENAR LA POBREZA NI LA PRECARIEDAD. JUSTAMENTE EL MISMO ESTADO QUE NO GENERA OTRAS POSIBILIDADES, ES QUIÉN CASTIGA A SUS PROPIAS VÍCTIMAS. VÍCTIMAS DE UN SISTEMA QUE NO PROPORCIONA NI GARANTIZA QUE TODOS TENGAN UN TRABAJO DIGNO.