Respeto, justicia y reciprocidad para con un Gran Hombre, médico él.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Acabo de enterarme, con muchísimo pesar de la enfermedad del Dr. Álvaro Cortés (Demencia con cuerpos de Lewy). Mientras ejerció como Pediatra en la localidad de City Bell, La Plata, Pcia. de Buenos Aires, fue el médico en quien todos los padres confiábamos y quien nos daba una palabra científicamente correcta y humanamente cordial e invalorable. CUALQUIER DÍA Y A CUALQUIER HORA. Hasta cuando no estaba en su casa, era convocado por su familia, volvía y atendía a nuestros hijos!

Aún aceptando los amargos designios del destino, de ningún modo se puede aceptar y, mucho menos, pasar por alto que el IOMA, le niega a este gran profesional y ser humano, la medicación que necesita para paliar su enfermedad que, por otra parte, claro está, no buscó padecer. Es vergonzoso, humillante, indignante, que los erigidos hoy en autoridad, se arroguen el derecho de negarle a este GRAN HOMBRE, la medicación que necesita.

Esta enfermedad, produce problemas cognitivos graves (similar a la Enfermedad de Alzehimer) y la medicación que es requerida es el Cloridrato de Donepecilo de determinada marca y, en dosis especial. No la necesita para "hacer negocio" con él, sino para transitar el último tramo de su vida, lo mejor que al día de hoy la ciencia le puede brindar. "Pinta tu aldea y pintarás el mundo ", pués bien, quiero un mundo mejor! POR FAVOR APOYEMOS AL DOCTOR ALVARO CORTÉS EN SU RECLAMO! - Muchas Gracias!