Pedimos la renuncia de Ricardo Margo

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Al Sr. Héctor Gay

A los Sres. Concejales del Honorable Concejo Deliberante

A los Medios de Comunicación de Bahía Blanca

A la Comunidad de Bahía Blanca

La Cultura es el conjunto de prácticas, creencias y anhelos de una comunidad. Hay una cultura del respeto y otra de la discriminación, una cultura de la solidaridad y otra de la violencia, hay una cultura del diálogo y otra de la sordera.


La pregunta es ¿qué cultura queremos en Bahía Blanca hoy?

Debemos reafirmar los valores de diálogo y participación de nuestra cultura en cada acción, porque de lo contrario ese patrimonio puede perderse. La cultura no puede estar sujeta al capricho de funcionarios de turno; sus procesos son lentos, complejos, múltiples, y exceden con mucho el espacio estrecho de una oficina gubernamental, porque abarcan la vida entera de la población.

Desde todas las áreas y en múltiples espacios, se reproducen problemáticas basadas en decisiones que se pueden caracterizar como ajustadoras, precarizantes, desarticuladoras del rol del Estado y antipopulares, con permanentes muestras de desidia y ausencia de voluntad de diálogo y negociación real.

Los abajo firmantes, ciudadanos de Bahía Blanca, profundamente preocupados y conmovidos por los reiterados y acallados acontecimientos sucedidos en el ámbito de la cultura, queremos hacer pública nuestra postura respecto de los mismos. A tal efecto, enumeramos algunos de ellos:

1- Insuficiencia presupuestaria y ajuste. Desde el primer semestre de 2017 los recortes a nivel municipal están condicionando la actividad de diversas áreas, en particular las de la cultura, para cuya actividad, que reviste características especiales, existen recursos imprescindibles (por ej., horas extras, inversión en infraestructura e insumos, etc.) que no están siendo ejecutados correctamente.

2 - Precarización laboral de los/as trabajadores/as de la cultura. Ausencia de soluciones para las situaciones de irregularidad arrastradas desde hace años y aparición de nuevos problemas (por ej., agravamiento de las condiciones laborales de quienes se encontraban en régimen de destajistas que  pasaron a ser monotributistas, trabajadores bajo el régimen monotributista a los que hace más de dos años se les promete pasarán a planta temporaria)

3 - Avasallamiento de la carrera administrativa y la idoneidad. Designaciones directas de cargos políticos con manifiesta intención de convertirlos en planta municipal ( por ejemplo, Marina Fuentes, Andrea Guerras y Roberto Valverde ya son planta temporaria municipal con la categoría más alta dentro de su agrupamiento) y colocaciones de funcionarios/as no idóneos en los espacios culturales-artísticos municipales.

4 - Afectación de las actividades de la Orquesta Infanto Juvenil del Barrio Miramar. Tras una serie de promesas incumplidas, la Orquesta no comenzó sus tareas en lo que va de 2017, dejando a los/as estudiantes sin este espacio de referencia y formación y a sus trabajadores/as que tienen más de 8 años de labor ininterrumpida sin su fuente laboral. Desprecio por los/as músicos/as que desempeñan sus funciones en la misma. Ausencia de transparencia respecto a los compromisos asumidos en la dilatada negociación.

5 - Afectación de las actividades de los Museos Municipales. A través del ajuste y la desinversión, el avasallamiento de la carrera administrativa y la precarización de sus empleados/as (que redundan, por ejemplo, en una disminución de la actividad en vacaciones de invierno).

6 - Afectación de los Talleres Barriales. Generalización de la contratación por régimen de monotributo, desconocimiento de los acuerdos anteriores que fijaban una remuneración mínima.

7 - Afectación de las actividades del Teatro Municipal. Reducción de partidas que amenaza su normal funcionamiento. Su actividad se ve afectada por una creciente derivación de las actividades hacia su presupuesto y por la imposición de una política privatista a través del ya vigente recorte impuesto por el Instituto Cultural a la administración del teatro. Temor por la continuidad de los talleres gratuitos que allí se dictan.

8 - Subestimación y tratamiento discriminatorio a los artistas del colectivo Los Chopen. Inestabilidad en las condiciones de apoyo brindadas a sus funciones, subestimación de su carácter de artistas, dilaciones en la atención y las respuestas.  

9 - Incumplimiento de la ordenanza de Espacios Culturales Independientes. Con dilaciones en su aplicación y medidas gubernamentales que dificultan el desarrollo de los mismos, incluso atentando contra la existencia de algunos (por ej. La Nave).

10 - Dilaciones en la aplicación de los subsidios de Hechos Artísticos y Culturales con continuidad en el tiempo. Pese a la disponibilidad de este Fondo existente desde principios del año, cuya ordenanza se ha aprobado por unanimidad, y a los acuerdos arribados en el seno del Consejo Cultural Consultivo, desde el área de Economía se encuentran demoradas las entregas, lo cual condiciona la realización de estas actividades, para muchas de las cuales el área de Cultura había comprometido recursos y pone en riesgo la existencia  de  agrupaciones artísticas que deben enfrentar el pago de compromisos. 

11 - Cancelación a último momento del apoyo prometido a distintos eventos que tienen carácter de permanente en el acontecer cultural de la ciudad. (Por ejemplo, Bahía Danza, Bahía In Sonora, el salón Mil Miradas, Encuentro de artistas por la NO violencia hacia mujeres y niñxs, entre otros.)

12- Uso de fondos municipales para apoyar eventos de gran envergadura y de carácter privado, como por ejemplo los más de 50000$ que fueron utilizados para pagar alojamiento a los músicos de Ricardo Arjona, un show privado cuya entrada más económica costaba más de 500$.

13 - Ausencia de respuestas desde las diferentes dependencias municipales involucradas en los expedientes de cultura.

 Por todo esto, nos hemos autoconvocado ya que consideramos que no podemos aceptar hechos y acciones que no corresponden a tiempos de libertad, diversidad y democracia. Convencidos, además, de que nuestra ciudad constituye un importante centro artístico y cultural en el interior del país, que ha sido y es reconocido por sus prestigiosas Instituciones y la calidad de su público, exigimos:

- La RENUNCIA del Director del Instituto Cultural, RICARDO MARGO
- La RENUNCIA del Director Adjunto del Instituto Cultura, ROBERTO VALVERDE
- La RENUNCIA de la Coordinadora de Museos, MARINA FUENTES 
- La RENUNCIA de la Coordinadora de la Confitería Estación Sud, ANDREA GUERRAS

 



Hoy: Ricardo cuenta con tu ayuda

Ricardo Recorte necesita tu ayuda con esta petición «Héctor Gay: Queremos la renuncia de Ricardo Margo». Unite a Ricardo y 752 personas que firmaron hoy.