Unidas en nuestra diversidad, las mujeres de Colombia ponemos presidente

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


¡Unidas en nuestra diversidad, en el 2018 las mujeres de Colombia ponemos presidente!


Nuestro apoyo exige que se mantenga el equilibrio de poderes y se preserven los pactos para la democracia y las libertades inscritos en la Constitución del 1991; se garanticen los derechos de las mujeres, incluidos los derechos sexuales y reproductivos; y se reconozca la diversidad como elemento fundamental de una Colombia más equitativa, justa y en paz.


Ante el ataque a los derechos de las mujeres y la diversidad sexual proveniente de figuras clave en la campaña de Duque como Vivian Morales y Alejandro Ordóñez, destituido por corrupción, proponemos una Coalición de Género que recoja las mejores propuestas respecto al tema provenientes de las campañas de Sergio Fajardo y Humberto De la Calle para su incorporación en la agenda de Gustavo Petro.


En Colombia somos más de 18 millones de mujeres habilitadas para votar, es decir,  más del 51% de la población. Esto significa que nuestro voto es decisivo para elegir al próximo presidente de Colombia y quien sea elegido no puede dar la espalda a la garantía y el avance de nuestros derechos, y de los derechos de todas las personas que son discriminadas por su orientación sexual, expresión o identidad de género.


Hay muchas formas de ser mujer en Colombia: jóvenes, campesinas, mujeres afro, mujeres indígenas, mujeres con discapacidad, estudiantes, madres, mujeres sin hijos, amas de casa, empresarias, lesbianas, trans, trabajadoras domésticas, trabajadoras sexuales, mujeres desplazadas, mujeres urbanas, entre muchas otras.


Nuestras necesidades son diversas y urgentes, y tienen en común que necesitan del compromiso político del próximo presidente de Colombia para que nuestros derechos avancen y no retrocedan.


Además, somos un país multiétnico y pluricultural que así como reconoce múltiples formas de ser mujer también acoge múltiples formas de familia. Debido a esta diversidad no basta hacer un programa para “la familia” y asumir que este podría reunir con suficiencia, propuestas de garantía de nuestros derechos.


Las organizaciones y personas aquí firmantes nos hemos reunido para exigir al próximo Presidente de Colombia garantizar una agenda de género  justa, que cumpla con los compromisos suscritos por el país en materia de cierre de brechas de género y que le dé pleno cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con la meta de disminuir la desigualdad y discriminación por género en el país, la feminización de la pobreza, la discriminación por identidad u orientación sexual y que reconozca y honre el trabajo histórico de las mujeres colombianas en la construcción de paz.


La presente coalición ha identificado aquellos puntos en común de la agenda de género propuestos por Humberto de la Calle, Sergio Fajardo y Gustavo Petro. Los tres candidatos buscan garantizar los derechos de las mujeres sin que estos dependan de un concepto único o “ideal de familia”. Estas propuestas también dan cuenta de nuestra diversidad y de la necesidad de trabajar por la igualdad entre mujeres y hombres, preservando los derechos sexuales y reproductivos ya reconocidos.


Con el fin de darle nuestro respaldo a la campaña de la Colombia Humana, invitamos al candidato Gustavo Petro y Ángela MarÍa Robledo, fórmula presidencial, a revisar su agenda de género y adoptar aquellos puntos de las propuestas de Sergio Fajardo y Humberto de la Calle que fortalecerán las acciones para la garantía de los derechos de las mujeres:

 

  1. Preservar la Constitución Política de 1991, mantener los Acuerdos de Paz, así como el papel protagónico de las mujeres en el proceso de implementación de los acuerdos. 
  2. Respeto y garantía de los derechos sexuales y reproductivos adquiridos en los últimos años, como el derecho al aborto en tres causales, el matrimonio igualitario, y programas efectivos para la garantía e implementación de los mismos.
  3. Crear el Ministerio de las Mujeres, y garantizarnos un 50% en cargos de decisión; la promoción del liderazgo de mujeres al interior de los partidos políticos y  apoyar a las lideresas comunitarias en las regiones.
  4. Programas efectivos para favorecer el acceso a la propiedad de la tierra para las mujeres; y estímulos para la formalización del empleo y la creación de pequeñas y medianas empresas, lideradas por mujeres. 
  5. Disminuir la brecha salarial entre hombres y mujeres.
  6. Educación para la equidad y la autonomía sexual y reproductiva desde primaria hasta la educación universitaria, que impacte la reducción de los embarazos no deseados y el embarazo adolescente; y que aporte a la construcción de los proyectos de vida de mujeres y hombres.
  7. Implementación de proyectos que promuevan el ejercicio de masculinidades alternativas; la ampliación de la red de prestación se servicios amigables para jóvenes, para que todas las niñas y adolescentes tengan acceso a métodos anticonceptivos. 
  8. El diseño de un programa que impacte de manera efectiva en la reducción de la mortalidad materna, particularmente de las mujeres indígenas, afro, rom y campesinas.
  9. Programas para la prevención de las violencias de género y la disminución de la impunidad en los crímenes de violencia de género, que incluyan presupuestos adecuados, capacitación a funcionarios (que incluya jueces y juezas) y seguimiento a los casos y funcionarios/as que reciban denuncias de mujeres víctimas y no las atiendan de manera adecuada y a tiempo. Esto también quiere decir que es necesario que capacite al personal de las Comisarías de Familia y se consolide un sistema nacional de información sobre las violencias de género
  10. El diseño e implementación de una política sobre la economía del cuidado.
  11. Que todos los espacios físicos en los que operan las entidades del Estado implementen ajustes razonables, o mecanismos para conseguir el acceso y la igualdad fáctica de las personas con discapacidad. 
  12. Que se establezca un criterio de “tolerancia cero” con mensajes, campañas y publicidad que promuevan los estereotipos de género y la inequidad entre mujeres y hombres.

Garantizar los derechos de las mujeres debe ser una de las prioridades del próximo gobierno; así como mantener el equilibrio de poderes y preservar los pactos para la democracia y las libertades inscritos en la Constitución del 1991.


Las mujeres colombianas somos una piedra angular de la democracia y por eso unidas en nuestra diversidad exigimos la garantía de nuestros derechos fundamentales a través de esta gran coalición en torno a la igualdad de género, la equidad y la paz.

Para ver a las personas firmantes de la carta entregada a la campaña haz click aquí 

 Para conocer la carta escrita por Sisma Mujer con el mismo objetivo, haz click aquí 



Hoy: Rodrigo cuenta con tu ayuda

Rodrigo Sandoval necesita tu ayuda con esta petición «Gustavo Petro Urrego: Unidas en nuestra diversidad, las mujeres de Colombia ponemos presidente». Únete a Rodrigo y 2.921 personas que ya han firmado.