Cambio de las condiciones de la RGI

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Los últimos sucesos violentos sufridos en Bilbao, tales como el asesinato de Urren, el futbolista del Amorebieta, la brutal agresión grupal al chico de Portugalete que perdió un ojo, o la violación grupal a una menor en Barakaldo, han aflorado las graves consecuencias que acarrea el sistema vasco de ayudas –sin apenas control- a cualquier persona que llegue a Euskadi.

Las ciudadanas y ciudadanos vascos estamos a favor de acoger con los brazos abiertos a cualquier persona inmigrante que cumpla dos requisitos básicos: que se gane la vida por sus propios medios, logrando un trabajo, y, por supuesto, que no cometa ningún acto delictivo. Son dos exigencias mínimas y de sentido común, pero que el actual sistema de ayudas sociales no fomenta. Las instituciones vascas no exigen dichos requisitos, y la notica se extiende como la pólvora vía redes sociales, atrayendo a nuestras ciudades a colectivos marginales, incluso conducidos por mafias organizadas, como recientemente dio a conocer la propia Consejería de Interior.

Por todo lo anterior, EXIGIMOS a las instituciones vascas que adecuen las políticas de ayudas sociales a la realidad que ha empezado a estallarnos en la cara. Las medidas son sencillas y muy concretas:

1- La RGI debe limitarse a 1 año, apoyándoles durante un plazo razonable para encontrar trabajo y ganarse la vida por sus propios medios. Mantener dicha ayuda indefinidamente provoca un peligroso “efecto llamada”, desincentiva su búsqueda de trabajo y dificulta su integración en nuestra sociedad (y la de sus hijos, tal como lamentablemente estamos comprobando).

2- La RGI es una expresión de solidaridad de una sociedad generosa como la vasca. Lo mínimo que debe exigirse a toda persona que la perciba, sea vasca o inmigrante, es que cumpla las normas básicas de convivencia y no cometa delitos. Por tanto, exigimos que se le retire la RGI, de forma inmediata y automática, a toda persona que cometa un delito, sin esperar a que, como suele suceder, esa persona acumule decenas de delitos sin que sufra ninguna consecuencia, riéndose en nuestra cara.

Si estás de acuerdo con estas medidas, por favor, comparte este mensaje para que el clamor social llegue a nuestras y nuestros políticos, de TODOS los partidos.



Hoy: Judith cuenta con tu ayuda

Judith Alonso necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno vasco: Cambio de las condiciones de la RGI». Únete a Judith y 21 personas que ya han firmado.