#RegresenAJulian / #BringBackJulian

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 500!


Un hombre Norteamericano con antecedentes de violencia sustrajo a mi hermano Julián Urella Domínguez para llevárselo del país con la ayuda de un juez mexicano.

Aquí su historia:

Julián, de 3 años, nació en Celaya, Guanajuato. Desde su nacimiento solamente ha vivido con su mamá. El papá apenas los visitaba y siempre llegaba enojado, frustrado y violento. Descargaba su frustración contra su esposa e hijo, con frecuencia a golpes.

Existe un antecedente que este Norteamericano en su primer matrimonio (Con una mujer mexicana) hizo exactamente lo mismo, teniendo la señora incluso que abandonar el país por miedo a perder su vida.

La familia que consiste de la mamá: Beatriz Domínguez Herrero, el papá: Demetri Pompei Urella y el menor: Julián Urella Domínguez viajan a Canadá por decisión del padre para que él tomara unos cursos respecto a su trabajo. La madre decide mientras estudiar inglés. El padre los visitaba cada 6 u 8 semanas por solo unos días. En cada visita llegaba más y más violento a la casa, siendo que en la última visita le dijo a la mamá que ya no la iba a mantener más, que se podía ir pero que dejara al niño porque se lo iba a llevar a vivir con sus abuelos en Estados Unidos. La madre se negó y habiendo recibido amenazas de muerte y secuestro de su mismo esposo, solicita ayuda a la policía canadiense, quien la resguarda y le otorga una orden de protección evitando asía que el marido pueda acercarse a ella y a su menor. A la vez se le otorga una orden que decreta que la madre es la única guardia y custodia de Julián para poder regresar a México (Su país) y empezar los trámites de divorcio.

El día 23 de mayo Julián fue retirado forzosamente de su hogar, fueron 8 personas las que rompieron la chapa de la casa con un desarmador y un martillo para entrar y sustraer al niño. Fue llevado a dependencias del DIF alegando traer una orden de restitución internacional promovida por el papá. Dicha orden, al investigarlo más, resultó ser para EMPLAZAMIENTO, por lo cual no tenían ningún derecho a llevárselo.

Durante los días que Julián estuvo en un albergue del DIF, la madre solo tenía permitido verlo por 2 horas al día, lo que causó en el niño una tristeza inmensa, al grado de causar daño emocional. Julián bajó 2 kilos de peso en solo una semana de estar separado de su mamá. Es un niño MEXICANO al que le ha sido negada su libertad y su derecho de vivir en su casa con su familia.

El día viernes 2 de junio se llevó a cabo una audiencia para decidir si la carta rogatoria que establecía la restitución internacional del menor era procedente o el menor se quedaba en México. Según el artículo 13 de la Convención sobre los aspectos civiles de la sustracción de menores, se pudo demostrar:

1. No hubo sustracción ilegal del menor por parte de la madre.

2. El domicilio habitual del menor SIEMPRE ha sido México, desde su nacimiento, como lo confirmó el papá en su confesional.

3. El juez debe de velar por la integridad física, emocional y psicológica del menor ante todo.

El juez José Jesús Aguilar Ortiz familiar Celaya, Guanajuato cometió las siguientes irregularidades:

1. No revisa el expediente del caso.

2. No leyó la ley internacional ni conocía sus artículos.

3. No acepta pruebas evidenciales cuando otros organismos y dependencias de gobierno si las aceptaron.

4. No aceptó confesional del papá, el cual dijo efectivamente que el niño vivía en México y la mamá tenía la custodia.

5. No realizó pruebas psicológicas al papá antes de entregar al niño, aún cuando se mostró su inestabilidad psicológica y antecedentes de violencia.

6. Se negó a dar domicilio o siquiera país donde estará el niño, obligando a la mamá a salir del juzgado y bloqueando la puerta con 2 policías.

7. No le permitió a la mamá siquiera despedirse de su hijo.

8. El juez José Jesús Aguilar Ortiz abusó de su facultad emitiendo una sentencia en el mismo día sin que publique, sin surtir efectos y sin correr un término. Lo cual es ILEGAL como nos lo han manifestado diferentes DEPENDENCIAS DE GOBIERNO por lo cual presentamos esta queja.

En el juicio oral de conciliación, la secretaria del juez, Lic. Marcela Guadalupe Mendez Serna permitió al papá gritar, insultar y amenazar a la mamá, haciendo oídos sordos a palabras como "Nunca más vas a ver a tu hijo", "Tengo mucho dinero". La Lic. Se limitó a decir a la mamá "Ya se ha tomado una decisión, esto es pura formalidad".

No sabemos donde está Julián.

No sabemos si está bien.

Julián tiene asma y requiere de atención médica CONSTANTE.

Por favor, ayúdennos a regresar a Julián a casa.

#RegresenAJulian



Hoy: Cristian cuenta con tu ayuda

Cristian García Domínguez necesita tu ayuda con esta petición «Gobierno del Estado de Guanajuato: #RegresenAJulian / #BringBackJulian». Súmate a Cristian y 366 persona que han firmado hoy.